Universidad e innovación

Robots emocionales para ayudar a niños autistas

Robots emocionales para ayudar a niños autistas

 

Arranca un proyecto multidisciplinar, en el que participa la UPCT, para buscar soluciones encaminadas a la mejora del comportamiento y la respuesta social de niños con trastornos del espectro autista

 

18.mar.2022.- Ingeniería Biomédica, Robótica, Pediatría y Neurorehabilitación se unen para lograr robots emocionales para el autismo. El proyecto de investigación “Interacción Humano-Robot para intervenciones psicoeducativas emocionales» (Ethereal) integra sensores avanzados de señales fisiológicas, técnicas de inteligencia artificial y nuevos robots de aspecto humano capaces de enseñar a niños con un Trastorno del Espectro Autista  (TEA) lo que significan las diferentes expresiones y emociones, según el catedrático José Manuel Ferrández, del área de Arquitectura y Tecnología de Computadores.

En el proyecto participan la Universidad Miguel Hernández, la UPCT, la Universidad Castilla-La Mancha y Fisabio, la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO), que iniciará en breve un tratamiento pionero con robots para el tratamiento del trastorno del espectro autista.

Los investigadores han mantenido este viernes en el Instituto de Bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández, de Elche, la reunión de partida del proyecto Ethereal, financiado por el Ministerio de Investigación e Innovación que tiene como objetivo utilizar Robots Sociales (RS), como Pepper o el robot de aspecto humano Milo para mejorar el comportamiento y la respuesta social de niños con trastornos del espectro autista. 

Los robots permiten una interacción social sencilla y predecible, lo que reduce el estrés y la presión en los niños con TEA. Hasta el momento, su uso en entornos clínicos no ha sido probado sistemáticamente. Ethereal se centra en tratar la mejora de la socialización y la comunicación en niños con TEA.

En los últimos años ha aumentado el interés en el desarrollo y validación de tecnologías para los niños con TEA, como juegos de ordenador, realidad virtual y robots.

Las terapias y ensayos con los pacientes se realizarán en el hospital de San Juan, de Alicante, bajo la supervisión de FISABIO.

Las actividades completamente gratuitas se llevarán a cabo con niños de 3 a 7 años que cumplan los criterios del estudio. Las personas interesadas deben dirigirse a Gema Benedicto (benedicto.gema@gmail.com) para solicitar su inclusión en el estudio.

———————-

En la imagen, la doctoranda Gema Benedicto junto al robot.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba