Polideportivo

Rubén Sánchez, un trotamundos del fútbol con las maletas siempre preparadas

Oliva, 5 de agosto de 2021. Ha militado en equipos de diferentes puntos de la geografía española, siempre dispuesto a hacer las maletas para sumar experiencias. Rubén Sánchez García (Albacete, 21 de enero de 1989) nunca necesitó apuntarse a Sesiones AFE, pero las circunstancias de un mercado especial provocaron que esta vez sí lo hiciera, siendo uno de los elegidos para participar en esta edición número XXV.

Se considera “un futbolista polivalente, pues puedo jugar de segundo delantero, mediapunta… En los últimos años lo he hecho más como interior por ambos costados”, también un futbolista “con buen manejo de balón, buen uno contra uno, asociativo… Disfruto mucho con el balón. Me encuentro muy cómodo jugando de interior porque me permite llegar a la portería con libertad”.

Pasó por las canteras de Villarreal, Valencia o Atlético de Madrid, siendo un auténtico especialista en Segunda B, categoría en la que ha militado “trece temporadas y espero sumar alguna más”. “Una categoría muy competitiva y con el cambio de formato vamos a ver qué tal. Cuenta con gente muy experimentada, también con jugadores que están empezando. Sobre todo, muy igualada”, relata Rubén Sánchez.

Una Copa del Rey inolvidable
Todo un trotamundos, reconoce que ha vivido de todo, “temporadas en las que todo se me ha dado bien y otras en las que no tanto”. En los últimos cuatro años sólo ha estado en dos equipos, cuando antes cambiaba prácticamente todas las temporadas. “Por la edad, el cuerpo te pide estabilidad y tranquilidad. Las prioridades van cambiando”, explica. Melilla, Compostela, Lealtad, Murcia, Zamora… Muchos clubes en los que dejó su sello.

En una carrera tan extensa, son muchas las vivencias que no olvida. Por encima de todas, recuerda que “uno de los momentos en los que me sentí más realizado como futbolista y deportista fue cuando gané una Copa del Rey juvenil con el Albacete, ganando consecutivamente a Barcelona, Málaga y Real Sociedad, imponiéndonos en la final al Valencia. Para un club como el Albacete fue un hecho muy importante”.

Tampoco olvida los meses en los que estuvo en el Mensajero, “una época muy buena por el entorno, por los compañeros, por la difícil situación que atravesaba el club… Finalmente, conseguimos alcanzar una salvación que parecía imposible”. “En fin, tengo también tengo buenos recuerdos de otros clubes, igual que malos, porque el fútbol siempre te da y te quita. Pero hay que quedarse con lo positivo y mirar hacia delante”, remata.

Nivel Champions
Igual que el resto de compañeros que participan en esta edición XXV de Sesiones AFE, disfruta de una vivencia única. Reconoce Rubén que “por suerte nunca tuve la necesidad de apuntarme, pero este verano ha sido un poco diferente porque vengo de un descenso, la pasada temporada fue algo atípica y difícil. Aunque me ha llegado alguna oferta, he preferido esperar, venir a estar en estas instalaciones, con este equipo técnico, disfrutando de tantas facilidades…”.

No tiene dudas al afirmar que “las Sesiones AFE son un privilegio, de nivel de Primera División. Los medios son igual de profesionales que los de un club de Champions. Lo tienes absolutamente todo… Es una experiencia muy bonita porque te permite conocer gente. Nos estamos divirtiendo con esta experiencia, pero sin olvidar nunca que nos tiene que servir para encontrar equipo”. “Mi consejo para todo compañero que venga es que aproveche esta oportunidad, ya que no todo el mundo la tiene”, dice para terminar.


Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba