Región

SATSE reclama al Gobierno que acabe con la desigualdad y discriminación que sufren las enfermeras y fisioterapeutas

Nueva estrategia de actuación del Sindicato de Enfermería, SATSE, en el conjunto del Estado, para lograr el Grupo A, sin subgrupos

SATSE reclama al Gobierno que acabe con la desigualdad y discriminación que sufren las enfermeras y fisioterapeutas

El Sindicato de Enfermería reclama respeto y dignidad profesional para las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas y pide la modificación del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) para que estos profesionales sanitarios pertenezcan al Grupo A, sin subgrupos, algo que debería haber sucedido hace más de 15 años.

SATSE subraya que seguir en el subgrupo A2 conlleva para cerca de 400.000 enfermeras y fisioterapeutas una clara discriminación y desigualdad a nivel profesional, en aspectos como el acceso a cargos directivos, grupos de investigación o puestos públicos.

Murcia, 18 de octubre de 2022.- El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha iniciado una nueva estrategia de actuación en el conjunto del Estado para reclamar al Gobierno que acabe con la injusta discriminación que sufren las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas con respecto a otros profesionales sanitarios, y posibilite suclasificación en el Grupo A sin subgrupos.

SATSE recuerda que, a raíz de la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior, promovido por los Acuerdos de Bolonia, en España se han extinguido los planes de estudios de Licenciatura y Diplomatura, y todas las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas ostentan el título de Grado, al igual que otros colectivos sanitarios.

Por ello, el Sindicato de Enfermería reclama respeto y dignidad profesional para las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas y pide que se modifique el artículo 76 del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) para eliminar la vigente división en subgrupos A1 y A2 en el Grupo A, y que todos los titulados universitarios, caso de estos profesionales sanitarios, pertenezcan al Grupo A sin subgrupos, algo que debería haber sucedido hace más de 15 años.

El Sindicato de Enfermería señala que la diferenciación entre las diferentes categorías de titulados universitarios no debe hacerse en base al origen de la antiguatitulación académica sino exclusivamente en función del nivel de responsabilidad de las funciones a desempeñar y de las características de las pruebas de acceso.

A juicio del Sindicato, la situación actual es arbitraria e injusta para los cerca de 400.000 enfermeros, enfermeras y fisioterapeutas que, automáticamente y por la vía de los hechos,

son directamente adscritos a un subgrupo de clasificación que claramente no les hubiera correspondido de haberse atendido a la responsabilidad de la función desempeñada y al sistema de acceso a la plaza correspondiente.

SATSE incide en que seguir en el subgrupo A2 conlleva para las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas una clara discriminación en aspectos como el acceso a puestos relacionados con la gestión y dirección de alto nivel, la toma de decisiones y liderazgo, los grupos de investigación y docencia y los puestos de gerencia en centros sanitarios.

De otro lado, el Sindicato subraya que, teniendo en cuenta que Enfermería y Fisioterapia son profesiones con un alto porcentaje de mujeres, las administraciones públicas están propiciando también una clara discriminación que imposibilita un mayor desarrollo profesional y personal del colectivo femenino.

“Estamos perpetuando el mantenimiento de evidentes techos de cristal que imposibilitan en la práctica que las mujeres puedan ocupar y desempeñar más puestos de responsabilidad y liderazgo”, aseveran desde la organización sindical.

Al respecto, el Sindicato de Enfermería apunta que la deficiente regulación del régimen jurídico de estos puestos de la administración hace que, en todos los casos, sea la propia convocatoria del puesto la que determine los requisitos, bien de formación o de pertenencia a un subgrupo o grupo de clasificación, que deben de reunir los profesionales interesados.

Sin embargo, la práctica común y generalizada es que estos puestos están reservados y/o adjudicados a los colectivos profesionales cuya titulación fuese antiguamente una licenciatura, lo que en la práctica impide el acceso a profesionales con formación universitaria de Grado, caso de las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas, añade.

La nueva estrategia de actuación de SATSE conlleva, además de propiciar reuniones y encuentros con responsables de administraciones y partidos políticos, la celebración de jornadas de información y sensibilización en los centros sanitarios de las diferentes autonomías, así como la distribución de material informativo (cartelería, dípticos…)  y distintas acciones en comunicación off line y online.

SATSE recuerda que el Gobierno de España se comprometió, en el acuerdo firmado con el Sindicato en 2013, en acabar con esta discriminación entre profesionales sanitarios, pero hasta la fecha las diferentes administraciones sanitarias públicas siguen sin dar respuesta a la demanda de iniciar los trámites necesarios para realizar una adecuada clasificación profesional y que las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas sean reconocidos dentro del Grupo A, sin subgrupos.

Por último, el Sindicato de Enfermería recalca que posibilitar el avance profesional que se merecen las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas supone, en definitiva, una mejora del funcionamiento de nuestro sistema sanitario y, con ello, de la atención sanitaria y cuidados que se prestan a los pacientes y a la ciudadanía en el conjunto del Estado.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba