Región

UGT lamenta que la Ley de Atención Temprana genere incertidumbre a las familias y no garantice el acceso gratuito de las niñas y niños a la prestación social

UGT LAMENTA QUE LA LEY REGIONAL DE ATENCIÓN TEMPRANA  GENERA INCERTIDUMBRE A LAS FAMILIAS Y NO GARANTIZA EL ACCESO GRATUITO DE LAS NIÑAS Y NIÑOS A LA PRESTACIÓN DEL SERVICIO

Es una pena que en lugar de estar celebrando como un gran logro social poder contar con una Ley que permita, por fin, proporcionar una Atención Temprana gratuita y accesible para todos las niñas y niños de la Región de Murcia así como a sus familias, estemos lamentando su aprobación por las incertidumbres para dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos.

Para UGT Región de Murcia la nueva ley ignora la aplicación de los protocolos existentes de Autismo, Enfermedades Raras o TDAH que son de obligado reconocimiento por la Administración por lo que deberían haber integrado en esta Ley todos los preceptos referidos a la Atención Temprana contemplados en los mismos. Nos preocupa que los centros de tratamiento se hayan quedado sin regular y se determine una ordenación específica, por lo que nos tememos que la intención del Gobierno Regional sea la de continuar debilitando los servicios púbicos de gestión directa, derivando a la gestión privada la mayor parte de las personas atendidas sin garantías de coordinación.

La Atención Temprana de la región de Murcia tiene un historial de calidad y capacidad, por todos sus componentes. Cuestionar la presencia y capacidad de los trabajadores públicos, que forman parte del sistema de la Atención Temprana desde el mismo momento de su nacimiento, además de ser injusto, implica desaprovechar el conocimiento, la experiencia y el buen hacer de un gran grupo de profesionales.

Desde la UGT Región de Murcia hemos trabajado junto a familiares y trabajadores del sector para ofrecer propuestas que mejoraran los sucesivos borradores que en los últimos años se han puesto sobre la mesa, por lo que nos resulta incomprensible la cerrazón ultima de aprobar una ley sin garantizar la gratuidad, las medidas preventivas, la inmediatez en su prestación, la calidad del servicio y la coordinación entre los profesionales de los servicios involucrados en su implementación. Lo que la nueva ley ha establecido es un procedimiento complicado y tortuoso para poder solicitar y beneficiarse de este servicio y abriendo una vía de urgencia para necesidades prioritarias, de casi imposible aplicación.

Además castiga a las Organizaciones Sindicales más representativas eliminando nuestra presencia en la Comisión Regional de Coordinación, impidiéndonos la participar legitima en la gestión y desarrollo de esta Ley. También ignora a los profesionales de los servicios de valoración de la necesidad de Atención Temprana de la Consejería de Educación, dejándoles fuera de este órgano de control, de representación y de toma de decisiones.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba