Sociedad y Cultura

Última semana para poder disfrutar de la exposición ‘Tríplex’, el proyecto conjunto de Luis Gordillo, Miki Leal y Rubén Guerrero

Última semana para poder disfrutar de la exposición ‘Tríplex’, el proyecto conjunto de Luis Gordillo, Miki Leal y Rubén Guerrero

También concluye en el Centro Párraga ‘El cazador de barro’, un proyecto de Miguel Canseco que ha contado para la producción de las piezas con Alfonso Escudero, de la empresa Procerámico

Esta semana es la última para poder visitar las exposiciones ‘Tríplex’ y ‘El cazador de barro’ en el Centro Párraga. Se trata de dos muestras que fueron inauguradas a finales de septiembre en los espacios 2 y 3. Más de 1.000 personas acudieron durante estos meses a este centro de arte contemporáneo dependiente del Instituto de las Industrias Culturales y las Artes de la Región (ICA), tanto de forma individual como en grupos procedentes del ámbito universitario y de centros de educación secundaria.

La primera exposición, ‘Tríplex’, se inauguró el 20 de septiembre y consiste en un proyecto comisariado por Sema D’Acosta que presenta obras de Luis Gordillo, Miki Leal y Rubén Guerrero. Estos tres artistas plásticos sevillanos de distintas generaciones y estilos plantearon una propuesta expositiva formada por cuadros, dibujos y esculturas que elaboraron de forma conjunta durante varios meses.

Es la primera vez que Luis Gordillo, referencia de la pintura española del último medio siglo, presenta su obra en una exposición en Murcia, y también la primera vez que afronta un proyecto a tres con otros dos pintores. “Sin duda es una de las grandes exposiciones de este año en la Región de Murcia, para disfrutar de tres relevantes pintores actuales trabajando de forma conjunta en un proyecto muy interesante y que ha llamado la atención a nivel nacional”, indicó el director general del Instituto de las Industrias Culturales y las Artes, Juan Antonio Lorca.

Trofeos de un cazador inventado

Por otro lado, ‘El cazador de barro’ se presentó en el espacio 3 del Párraga el 27 de septiembre y es un proyecto de Miguel Canseco, que ha contado para la producción de las piezas con Alfonso Escudero, de la empresa Procerámico.

 

Se trata de un conjunto de piezas cerámicas que se presentan como una interpretación ficticia de los trofeos de un cazador inventado, Romero Montaño de Villaplana Pérez, más conocido como el último ‘Gran Cazador Blanco’. La muestra se configura como una especie de despacho de caza en el que las esculturas, de carácter ambiguo que recuerdan a animales selváticos o mitológicos, son un ejercicio de taxidermia cerámica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba