Opinion_Actualidad

Un animoso Amorebieta acaba goleado en la espectacular despedida de De la Bella y de la Liga del Efesé en casa (5-0)

 

Tarde de despedidas y de fiesta en el Cartagonova. Para la historia. La historia guapa, no la historia deprimente y triste que hemos soportado los más veteranos del lugar,  castigados hasta la extenuación. No sigo porque lloro y tengo los lagrimales duchados por los colirios.

Al grano. A las 8 de la tarde comenzaba el espectáculo y acababa a las 10 y 6 minutos de la noche, incluidos unos preliminares con entrega de regalos (un cuadro que le dio en el centro del campo Paco Belmonte a Alberto de la Bella), dos parones  en el juego, entretenido, ordenados por el árbitro para deshidratarse en la banda y dos minutos de alargue concedidos por el colegiado García Verdura, ideal para una buena ensalada de partido, en el que no faltaron  el pasillo final formado por los compañeros del que daba por acabada su vida profesional de pelotero, ni el saludo Vikingo, con recorrido pausado, sin prisas,  de los futbolistas albinegros saludando a la grada con  aplausos recíprocos.

EL GOL DE BODIGER PARA QUITARSE EL SOMBRERO

Y si además le metieron un 5-0 a la SD Amorebieta, que a mi juicio no tiene nada de humillante, ¿qué más quieres, Baldomero? Entre el gol para quitarse el sombrero de copas que hizo monsieur Bodiger, uno de los que se van en sentido ascendente, y los tres que se sacó de su manga Rubén Castro, uno de penalti, y el del 5 a 0, a pase De la Bella,  hasta sumar 20 dianas floreadas esta campaña, además del destinatario de todas las rosas del jardín, Alberto, a veces se solapaban los aplausos al colosal defensa con los gritos a coro, insistentes y hasta con machaconería dirigidos al »8″, el argentino, de otra galaxia: ¡¡De Blasis, quédate, De Blasis quedaté», acentuado en la segunda e.

Castro estuvo en un tris que marcase más goles. Rubén se hallaba en vena y con hambre canina de fabricar más y más tantos. Él y todos ayudaron a la disputa de un encuentro con atractivos que entretuvo. Algunos pensarían en bostezar, pero ni hablar del peluquín. Solo la tierna imagen familiar de Alberto de la Bella con su esposa e hijas en el centro del campo, en los preliminares, mereció la pena. La mujer del futbolista no pudo contener las lágrimas. Y luego en el postpartido, Alberto se quitó la camiseta y la entregó a una persona de tribuna, no al azar.

Adiós (adéu, adeus, tschüss, arrivederci, good bye, zbogom, agur, chao) a la Torre de Babel de la Liga 2021-22 en el Cartagena y a la que todo el mundo, hasta el Tato, reconoce que ha sido muy difícil de digerir, como si te comieses cuatro kilos de fritangas en ayunas. El Efesé se aferró a la novena plaza, que ya es suya con Escritura de la que da fe el Notario Don Esfuerzo Diario, y ahí sigue reforzado con el 5-0 al Amorebieta en una tarde de fiesta, para enmarcar. Los vascos hicieron lo que pudieron, resistieron como tiarrones y no le perdieron la cara al partido. Parece mentira pero le dieron trabajo a Marc Martínez y estrellaron una pelota en el palo (70′). En el 38′ Marc hizo un paradón a tiro de Peru Nolaskoain, un chaval de 22 años.

La afición ya ha dado su veredicto frente al conocido Amore (amore mío.. que cantaba Bruno Ferrara).  Para el carpetazo oficial y definitivo toca viajar a Tenerife para regalarle a Elady Zorrilla  diez tarros de alcaparras por su pasado albinegro.

Creo no exagerar, ni caer en contradicción,  si digo que la goleada quedó corta, aunque los verdes de Mujika merecieron al menos el suavizante de un gol, porque fueron osados y tercos en tirar a puerta, aunque fuese mal.   Y Carrión, del que no se sabía si seguía o se marchaba del club más allá de unos días, como siempre dio minutejos para Alfredo Ortuño, que sigue deseoso de liarla en el área de los otros.

Hoy no puedo ni debo suspender a nadie.  Notable colectivo. En el centro del campo se notó que Boateng no es ningún piernas y Alex Gallar aportó su gol  (era el 3-0) con gotas de calidad en sus incursiones por la derecha. Y De la Bella en los 81 minutos que estuvo en el campo (fue relevado por Alcalá) mantuvo su línea de regularidad.

ALBERTO DE LA BELLA.  DOS CAMPAÑAS QUE CALARON HONDO

Una lesión lastró la campaña de Alberto de la Bella en el partido del sábado 20 de febrero de 2021, en Las Palmas, donde sufrió rotura parcial del ligamento cruzado posterior de la rodilla izquierda. Sucedió en el minuto 51 y fue relevado por David Forniés. Para el colomense comenzaba un calvario, tal vez asomaban las orejas del lobo del principio del final de una carrera profesional sin tacha.
Había disputado sus últimos 90 minutos completos en el FC Cartagena-Real Valladolid (2-3) y en el resumen de sus dos campañas de albinegro participó en cerca de 2.950 minutos.
La tarde noche de su lesión en campo canario el Efesé jugó con Chizizola, Antoñito, Navas, Datkovic. De La Bella. Cayarga, Carrasquilla, Aburjania, Azzez, De Blasis y Rubén Castro. Se perdió por 2-0 y hoy sólo permanecen como albinegros cinco de los futbolistas mencionados.
De la Bella jugó en el equipo de su localidad, la Gramenet (2004-2006), Espanyol B (2004-2005), Villarreal B (2006-2008), Real Sociedad (2009-2018, seis campañas en Primera y una en Segunda): cedido al Olympiakos (2016-2017), UD Las Palmas (2018-2019 y 2019-20), cedido por los canarios al FC Cartagena (2020-2021) y 2021-2022.
El techo de su cotización profesional en España llegó hace nueve años con 5 millones de euros. En el Efesé debe de encuadrarse en los 100.000 euros por temporada. Una de las características de las que se habla mucho respecto a Alberto es que es de los profesionales que ‘hace vestuario’.

_________________________________________________________________________

CARTAGENA ACTUALIDAD
                                             LA WEB AMIGA
                           Todos los Deportes y la información local
:

____________________________________________________________________________

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba