Universidad e innovación

Un barómetro elaborado por la UMU señala que la vocación es el principal motivo para elegir carrera para más de la mitad del alumnado de Bachillerato

Un barómetro elaborado por la UMU señala que la vocación es el principal motivo para elegir carrera para más de la mitad del alumnado de Bachillerato

Los resultados de las encuestas han detectado la necesidad de mayor información y orientación en los centros, por lo que se ha diseñado una jornada de formación para profesorado de institutos que se celebrará el 28 de junio

 

La vocación es el principal motivo para elegir carrera para más de la mitad del alumnado (55%) de Bachillerato de la Región de Murcia. Se trata de la respuesta más mayoritaria, seguida de las perspectivas de salario (14,7%) y otras cuestiones como la nota de corte, la tradición familiar, o las posibilidades de tener un trabajo que permita la conciliación son razones minoritarias. Esta es una de las principales conclusiones obtenidas en el barómetro ‘Inquietudes y percepción sobre la universidad de los estudiantes de Bachillerato de la Región de Murcia’, elaborado por iniciativa del Consejo Social de la Universidad de Murcia y que ha sido presentado este martes en un acto celebrado en la Convalecencia, sede del Rectorado.

 

Antonio Guirao, investigador de la UMU y coordinador de Secundaria, ha sido el encargado de dirigir este estudio cuyos resultados se han obtenido mediante una encuesta realizada en el curso 2020/2021 a 1.841 estudiantes de 1º y 2º de Bachillerato de centros de toda la Región de Murcia. Entre las conclusiones destaca también que el 95% de los estudiantes de Bachillerato tiene pensado estudiar en la universidad. El 74 % desea hacerlo en universidades de la Región y un 3 % se plantea estudiar en una universidad extranjera.

 

A la hora de elegir universidad, los principales motivos que señalan son el prestigio de los estudios (18,2%) y la disponibilidad de medios para las prácticas (17,8 %). A continuación, tienen en cuenta la investigación de prestigio en el área del título (16 %), y prácticamente empatados el prestigio del profesorado (14,9%) y la vida universitaria (15,5%); en penúltimo lugar, el reconocimiento internacional de la universidad (11,7%), y en último lugar la facilidad para aprobar (5,8 %).

 

Grados a los que aspiran

 

Cuando se les pregunta qué desean estudiar cuando acaben el Bachillerato, la lista de grados más demandados varía sensiblemente si quienes contestan son chicas o chicos. Los cinco más demandados por las mujeres son Medicina, Psicología, Educación Primaria, Enfermería y Educación Infantil; mientras que los más anhelados por los hombres son Ingeniería Informática, ADE, Física, Medicina y Ciencias del Deporte.

 

La nota de corte para el acceso a los estudios es algo que les preocupa de manera considerable. Siete de cada diez chicas y cuatro de cada diez chicos piensan que la nota de corte puede frustrar sus expectativas de cursar el grado que desean. El colectivo más preocupado es el de las mujeres que cursan Bachillerato de Ciencias.

 

Al analizar el contexto socioeconómico y cultural de las personas encuestadas, llaman la atención dos resultados especialmente. El primero es que un tercio piensa que el factor económico puede afectar a su futuro académico. En segundo lugar, las respuestas apuntan que la nota media del expediente académico es casi medio punto más alta en los estudiantes que tienen madre o padre con estudios universitarios.

 

 

El 25% quiere trabajar en el Administración

 

Por lo que respecta a las aspiraciones laborales a futuro, el 25% piensa trabajar como empleado público y otro 25% cree que lo hará en una empresa. La otra mitad se distribuyen a partes iguales entre la investigación, la docencia y el mundo del emprendimiento.

 

Preguntados por lo que creen que será su aportación a la sociedad, consideran que en su futuro profesional serán útiles principalmente para mejorar la vida de las personas (en torno al 30% de las respuestas). Mujeres y hombres consideran por igual la opción del contribuir al avance científico, pero hay más hombres que esperan contribuir al avance tecnológico. Quienes estudian ciencias creen que serán útiles para el avance científico-tecnológico; los de Humanidades y Ciencias Sociales, para la educación, la justicia social y la economía; y los de Artes para la cultura y la educación. Para dos tercios del alumnado los valores, la amistad y la cultura son otros aspectos prioritarios que debería aportar la universidad.

 

 

Más información sobre los estudios universitarios

 

La mayoría de estudiantes de primero de Bachillerato y uno de cada tres de segundo, afirma tener poca o ninguna información sobre los grados universitarios. Respecto a las salidas profesionales, la tercera parte del alumnado dice conocer poco o nada sobre las salidas del grado que les interesa.

 

Son estos datos preocupantes sobre carencias en la información para la toma de decisiones los que han motivado que, con la colaboración de las consejerías de Educación y Universidades, y la Universidad Politécnica de Cartagena, se programe un curso de formación para profesorado de Bachillerato que tendrá lugar el próximo 28 de junio.

“Creemos que el profesorado es una pieza clave porque son la primera fuente de información a sus alumnos, los ven todos los días y les pueden orientar durante todo el curso. Nosotros, desde la universidad, podemos ir un día o dos al año a informarles, pero el profesorado debe tener las herramientas para contribuir día a día a la labor de orientación”, ha explicado Guirao.

El curso es una colaboración entre la Universidad de Murcia, la UPCT, la consejería de Educación y la Consejería de Empleo, Empresa, Universidades y Portavocía.

El presidente de Consejo Social de la Universidad de Murcia, Juan Antonio Campillo, ha destacado la importancia de este estudio para conocer la radiografía de quiénes serán futuros estudiantes universitarios. Además, Campillo ha hecho hincapié en que los resultados obtenidos servirán para poder poner en marcha acciones para mitigar la desconexión entre las etapas educativas.

 

El director general de Universidades, Christian de la Fe, ha agradecido el trabajo realizado en este informe que, en su opinión,muestra que, a pesar de todos los esfuerzos de las diferentes instituciones implicadas, hay un porcentaje muy alto de estudiantes que no saben qué estudiar y esto es importante porque incide en el número de abandonos posteriores de estudios universitarios y de personas que, una vez graduadas, no quieren ejercer para lo que se han formado.

Por su parte, Juan García Iborra, director general de FP e Innovación de la Consejería de Educación, ha señalado que la labor de orientación al alumnado debe comenzar antes del Bachillerato para que cuando el alumnado se enfrenta a la decisión tenga toda la información que necesita.

Luis Javier Lozano, vicerrector de Profesorado y promoción institucional de la UPCT, ha puesto sobre la mesa la cuestión de si quizá las universidades deben dar una mirada a toda su oferta académica y analizar si lo que se ofrece contribuye al modelo de Región y a los intereses de los jóvenes.

El rector de la Universidad de Murcia, José Luján, ha cerrado el acto agradeciendo a todas las personas que han participado en este estudio y la colaboración de las instituciones implicadas. Se trata, ha recalcado, de un estudio que contribuirá a mejorar la calidad del sistema universitario en la Región.

Informe completo. https://www.um.es/web/consejo-social/contenido/prensa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba