Sociedad y Cultura

Una enfermera del Hospital Santa Lucía es la nueva coordinadora del grupo regional de trabajo de enfermería respiratoria

Una enfermera del Hospital Santa Lucía es la nueva coordinadora del grupo regional de trabajo de enfermería respiratoria

Eva Mª. Madrid es la supervisora de enfermería del Servicio de Neumología del recinto hospitalario de Cartagena

La aparición de nuevos dispositivos, terapias biológicas y técnicas hacen imprescindible la presencia de enfermería formada y actualizada, más aún con la experiencia del COVID

La supervisora del Servicio de Neumología del Hospital Santa Lucía, Eva Mª. Madrid, es la nueva coordinadora del grupo de trabajo de enfermería respiratoria que se ha creado en la Sociedad Murciana de Patología del Aparato Respiratorio (SOMUPAR).

Este grupo está formado por más de 30 profesionales que representan la enfermería de la región y que trabajan en los diferentes ámbitos implicados en la promoción, prevención, tratamiento y cuidados de pacientes respiratorios y también cuenta con Mª José Clemente cómo secretaria.

Con el apoyo del área de Enfermería de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica  SEPAR”, este grupo de trabajo pretende ser un foro de encuentro, formación y discusión para fomentar el crecimiento de la profesión y poner en valor las áreas de conocimiento específico en este campo de la disciplina enfermera.

La enfermera respiratoria desempeña un papel fundamental en muchos ámbitos de la atención y cuidados al paciente neumológico, ya que lo acompaña en todo el proceso de su enfermedad y lidera su cuidado, y es experta en su campo con  un amplio conocimiento de las complicaciones respiratorias tanto en el entorno hospitalario como en la comunidad.

Su intervención, explica Eva Mª Madrid, es determinante en la prevención, el diagnóstico precoz  y el control de las agudizaciones en el ámbito de la atención primaria así como para la aplicación de los tratamientos necesarios en caso de hospitalización, en su seguimiento posterior y en el apoyo en las etapas finales de la vida.

Destaca en planta de hospitalización, continua Madrid, “el control y monitorización de las constantes respiratorias, la aplicación de oxigenoterapia y supervisión de drenajes pulmonares y también la aplicación de Soporte Respiratorio no Invasivo (SRNI) cuando existe un fallo respiratorio.

En el laboratorio de función pulmonar, la enfermería realiza pruebas como espirometrías o test de broncoprovocación, y, de otro lado,  en consultas especializadas en hospital y atención primaria desarrolla la educación sanitaria en terapia inhalada, atención al paciente ante tabaquismo, asma y EPOC.

También enfermería colabora en la realización de técnicas de Intervencionismo Respiratorio como la broncoscopia  y la biopsia pleural para el diagnóstico de enfermedades graves como el “cáncer de pulmón”, y en los Laboratorios de Sueño realiza estudios durante el descanso nocturno para detectar la presencia de “apnea obstructiva del sueño “y  posterior seguimiento y control del cumplimiento de las recomendaciones para la correcta evolución de esta enfermedad.

En el periodo de pandemia COVID, debido a la gran afectación neumológica que ha sufrido el paciente y su necesidad de contar con soporte respiratorio, ha destacado aún más el papel de la enfermería especializada de respiratorio en las Unidades de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRIS), también las secuelas derivadas como la “fibrosis pulmonar” han incrementado notablemente la población atendida por nuestros servicios de Neumología.

Concluye la supervisora de la U42 del hospital Santa Lucía que “nos enfrentamos al cuidado de un paciente  muy complejo  que requiere la aplicación de tratamientos de Ventilación Mecánica no Invasiva (VMNI), Presión Continua de la Vía Aérea (CPAP)  u Oxigenoterapia domiciliaria  en ocasiones de forma crónica no solo en el Hospital.

Los usuarios de estas “Terapias Respiratorias Domiciliarias” necesitan de una especial atención y soporte por  lo que supone en el domicilio esta gran carga para el paciente y familia, especialmente  los pacientes afectados por enfermedades neuromusculares como la ELA.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba