Sociedad y Cultura

Una vaca es electrocutada estando aún consciente en un matadero español

Una vaca es electrocutada estando aún consciente en un matadero español

                                                                            

Madrid, 23 de enero de 2020

 

Por primera vez en España, un infiltrado trabajó durante varios días en un matadero durante 2019, sacando a la luz un sufrimiento extremo de algunas de las vacas sacrificadas en este centro. 

 

Aunque no es una práctica habitual en mataderos, y con afán de mejorar la calidad de la carne, algunos de estos recurren a la estimulación eléctrica. Así, se aplica una corriente eléctrica a través de unas pinzas de electrodos colocadas en el morro del animal ya sacrificado. Esta corriente hace que los músculos se contraigan, y cuando el músculo entra en rigor mortis, previene el acortamiento excesivo de las fibras musculares. Esto posibilita la blandura o terneza de la carne, una de las cualidades organolépticas junto al color, olor y sabor. Sin embargo, en las imágenes tomadas por un trabajador en el matadero de Collado Villalba en 2019, se muestra una vaca siendo electrocutada aún consciente, mientras patalea con las pinzas eléctricas puestas en los ollares, esto es, en cada uno de los orificios nasales.

Según la normativa de control de bienestar animal, “la estimulación eléctrica solo se efectuará cuando se haya comprobado la pérdida de consciencia por parte del animal”. El matadero de Collado Villalba está asociado a la Indicación Geográfica Protegida Carne de la Sierra de Guadarrama, la cual asegura un control de funcionamiento en mataderos “comprobando que el aturdimiento, sacrificio, sangrado y faenado del animal se ajusta a lo exigido por la legislación vigente”. 

Equalia demuestra una vez más la necesidad de la implementación de cámaras de vigilancia en mataderos, como una medida estrictamente necesaria para el correcto cumplimiento de las normativas de bienestar animal.

En el resto del vídeo se observan animales degollados sin aturdimiento previo o plenamente conscientes en el desangrado.

Este es el segundo escándalo que la ONG destapa en la Comunidad de Madrid en apenas cuatro meses, tras la presentación en Septiembre de 2019 de imágenes dentro del matadero de Villarejo de Salvanés donde entraban corderos sin identificar, en corrales llenos de pulgas sin ningún control de higiene y trabajadores que golpeaban sin escrúpulos a los animales.

 

Es por esto que Equalia pide al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez la creación de una ley que permita la instalación obligatoria de cámaras de vigilancia en todos los mataderos españoles, y paralelamente ha presentado una proposición de ley a todos los grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid, instando a la Consejería de Sanidad a iniciar los trámites oportunos de elaboración de la correspondiente normativa para la instalación obligatoria de circuitos cerrados de televisión en los 11 mataderos madrileños con el objetivo de, además de garantizar la protección de los animales y las normativas de seguridad alimentaria, servir de complemento en la función de control de los servicios veterinarios oficiales. 

 

La iniciativa, con un gran apoyo consensuado en la sociedad, ha sido ya registrada en formato proposición no de ley en cuatro comunidades autónomas: Castilla y León, La Rioja, Navarra y Comunidad Valenciana.

Además, en la Región de Murcia, donde la empresa El Pozo Alimentación apoya la iniciativa y se ha adherido al protocolo de acción impulsado por la ONG Equalia, la propuesta ha sido presentada a todos los grupos parlamentarios y se espera que este mismo mes se registre una proposición no de ley en este sentido.

Vídeo

F

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba