Sociedad y Cultura

Unidas Podemos asegura que las reformas en el edificio de la sede de estadísticas dificultan conservar las medidas sanitarias

UNIDAS PODEMOS ASEGURA QUE LAS REFORMAS EN EL EDIFICIO DE LA SEDE DE ESTADÍSTICA DIFICULTAN CONSERVAR LAS MEDIDAS SANITARIAS

Unidas Podemos IU Equo asegura haber recibido quejas por la eliminación de una de las puertas de entrada del recién reformado edificio en el que se ubican algunos servicios de la Concejalía de Educación, la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) y la sede de Estadística.

La coalición denuncia que se han gastado 11.000 euros en una obra “innecesaria, que no solo no ha servido para mejorar la atención a la ciudadanía, sino que ha mermado la seguridad de usuarios y trabajadores”.

Cartagena, 27 de enero de 2021

La coalición de Unidas Podemos IU Equo pone en duda que el Gobierno del Ayuntamiento haya seguido criterios técnicos acordes con la situación sanitaria actual en el proyecto de reforma del edificio de la sede de Estadística y lo acusa de no haber escuchado a los trabajadores y trabajadoras, “que son los que conocen de primera mano las necesidades para disponer de un entorno laboral adecuado y brindar una atención al público de calidad”.

La concejala de la coalición, Aroha Nicolás, ha visitado esta mañana el edificio situado en Ronda Ciudad de la Unión tras recibir denuncias de que la reforma que ha eliminado una de las puertas de acceso para trabajadores y usuarios de los servicios de la Concejalía de Educación y la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) les obliga a cruzarse al entrar o salir con el trasiego de personas en la puerta del servicio de Estadística.

Ambos accesos contaban con un trabajador encargado de dar información. “Ahora, contra toda lógica, solo cuentan con una puerta de entrada para todo el personal y los usuarios de todos los servicios”, ha asegurado la edil.

“El Gobierno nos ha querido hacer creer que las obras podían mejorar la seguridad frente a la COVID-19, pero lo que han provocado es mayor posibilidad de aglomeraciones y contactos en la única puerta de acceso que han dejado y bajo unos toldos que son una llamada para que las personas se amontonen debajo, sobre todo en días de lluvia o mucho calor”, ha continuado Nicolás.  

La coalición afirma que la reforma en el interior “tampoco parece obedecer a ningún criterio técnico ni de seguridad”. El único mostrador disponible obliga a juntar a usurarios de todos los servicios en la sala para darles información y, junto a varias mesas de trabajadores, está pegado a los cristales que dan a las Escuelas Infantiles, privándoles de intimidad. “El ruido molesta e interrumpe la actividad de las escuelas y, al mismo tiempo, dificulta la atención al público”.

Tachan de “despilfarro de dinero público” los casi 11.000 euros que ha costado la obra y dicen que no solo no ha servido para mejorar la atención a la ciudadanía, sino que ha mermado la seguridad de usuarios y trabajadores.

Finalmente, Aroha Nicolás acusa al Gobierno de ser plenamente consciente de esta situación y de ignorar las quejas y advertencias de las y los trabajadores del edificio, “trabajadores que no logran entender cómo en plena pandemia se realizan este tipo de reajustes que dificultan seguir las medidas sanitarias y que distan de los criterios utilizados en otros edificios administrativos, como es el caso de las oficinas de San Miguel, en el que las entradas y salidas del personal y usuarios están separadas”. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba