Actualidad

Unidas Podemos exige que no se siga patologizando a las personas LGTBI

Unidas Podemos exige que no se siga patologizando a las personas LGTBI

El grupo municipal reclama la creación y puesta en marcha de un programa de formación para el personal sanitario que garantice un trato no discriminatorio a las personas LGTBI

La edil de Unidas Podemos IU-Verdes Equo, ArohaNicolás, solicitará en el próximo pleno que el Ayuntamiento de Cartagena inste a la Consejería de Salud a la creación y puesta en marcha de un programa de formación para el personal sanitario que, en colaboración con las asociaciones LGTBI de la región, permita la mejora en la atención y garantice un trato no discriminatorio a las personas LGTBI.

La concejala ha recordado que la Ley 8/2016 de 27 de mayo, de igualdad social LGTBI y de políticas públicas contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, recoge de manera expresa la protección del derecho a la salud y especifica que sistema sanitario público debe garantizar un trato respetuoso hacia las personas LGTBI y ofrecer una atención sanitaria plena y eficaz, sin que se produzca ningún tipo de discriminación.

En la últimas décadas se han evidenciado cambios importantes en la conceptualización de la diversidad afectivo-sexual y de género, desde su entendimiento y clasificación diagnóstica como trastorno mental, anomalía o problema de salud hacia su reconocimiento como parte de la enorme diversidad humana”, ha declarado Nicolás.

Y ha continuado asegurando que “dentro de estos importantes cambios, es importante entender la salud, la enfermedad y la atención de las personas y las comunidades con una mirada interseccional que incluya, entre otros, los ejes de la diversidad de orientaciones afectivo-sexuales, de identidades y expresiones de género.”

En este sentido, la literatura científica ha demostrado sobradamente cómo la adherencia a nociones binaristas de sexo/género crea y mantiene estructuras sociales y de cuidados que perpetúan las desigualdades en salud, violan los códigos éticos de las profesiones sanitarias y lospropios estándares internacionales de los derechos humanos.

Los estudios revisados identifican situaciones de invisibilización y estigmatización en las diferentes etapas del ciclo vital, que provocan inequidades, riesgos para la salud y otras dificultades para una vivencia plena y el desarrollo integral de las personas LGBTI. “Sin ir más lejos, recientemente hemos vivido situaciones en nuestra región, que han ganado una importante notoriedad pública, en las que se sigue patologizando a las personas LGTBI contribuyendo de este modo a su estigmatización y obstaculizando de este modo el pleno ejercicio de sus derechos”, ha recordado la edil.

Aroha Nicolás ha concluido afirmando que “para evitar todos estos perjuicios, es necesario un enfoque que tenga en cuenta la falta de oportunidades que viven las personas LGBTI en función de las diferentes realidades, lo que requiere conocer la especificidad de las necesidades de salud con la perspectiva del ciclo vital y abandonar de una vez por todas el tratamiento de la diversidad afectivo sexual y de género como una enfermedad o trastorno mental. En este sentido, nuestros sistemas de salud todavía muestran intolerables sesgos de género heteronormativos y cisnormativos a pesar de que existe consenso sobre los principios éticos para evitar terminologías y prácticas clínicas patologizantes y contrarias a los estándares de los derechos humanos en las sociedades profesionales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba