Actualidad

Unidas Podemos rechaza unos presupuestos que aumentan un endeudamiento que acabarán pagando los cartageneros

Unidas Podemos rechaza unos presupuestos que aumentan un endeudamiento que acabarán pagando los cartageneros

Desde el grupo municipal también critican el comportamiento “soberbio” con el que el gobierno ha presentado este presupuesto y que se ningunee a la oposición.

El grupo municipal de Unidas Podemos IU-Verdes Equo ha votado esta mañana en contra de los presupuestos presentados por el Gobierno municipal del Ayuntamiento de Cartagena por considerar que provocan un mayor endeudamiento y no resuelven los auténticos problemas de los cartageneros y cartageneras.

La portavoz del grupo, Leli García, ha recriminado al ejecutivo local que venda estos presupuestos como “fruto de la estabilidad” cuando en realidad son fruto del rodillo del gobierno y ha recordado que la estabilidad presupuestaría consiste en sacar adelante los mismos cuando no se tiene mayoría, pactándolos con el resto de las formaciones.

Para García estos presupuestos no tienen credibilidad ni para el interventor del Ayuntamiento que los pone en duda la hablar de “sobre-estimación” en los ingresos “o dicho en otras palabras: que se han inflado los ingresos”, ha asegurado García en su intervención.

La concejala ha hecho hincapié una vez más en la falta de control del Gobierno local sobre los gastos corrientes lo que implica que cada vez que pretende hacer un presupuesto de inversiones medianamente presentable tiene que recurrir al endeudamiento, algo que por cierto es la tónica general de los gobiernos del PP. Ahí están para demostrarlo los más de 190 millones de herencia que nos dejaron en 2013 sus gobiernos de mayorías absolutas que aún seguimos pagando”, ha recriminado LeliGarcía.

Durante la intervención de la portavoz también ha destacado la escasa recaudación de este Ayuntamiento en lo que se refiere al IBI de naturaleza rústica y en donde ha comparado los ingresos de Cartagena, que se sitúan en 2,91 euros por habitante y año, frente a la media del resto del país que se situaron en 49,75 euros por habitante y año, para el ejercicio 2020, al ser el último presupuesto cerrado.

Para la edil, sí el gobierno dejará de proteger a la agroindustria que ha envenenado el Mar Menor con nitratos y les hiciera pagar un IBI similar a la media del resto de la nación, se recaudarían 10 millones de euros por este concepto,se podrían haber ahorrado el préstamo y el endeudamiento, pero claro, el dinero público no es suyo”, ha lamentado Leli García.

Desde el grupo también han recriminado que el Ejecutivo venda este presupuesto como el más descentralizado de la historia cuando en realidad solo destinan a las Juntas Vecinales 1.712.350€, por lo que están descentralizando el 0,72% del presupuesto municipal, y les ha recordado que “hay algo que se les “olvida” decir en sus pomposas ruedas de prensa, y es que este Gobierno Municipal incumple sistemáticamente el Reglamento de Participación Ciudadana, que en su artículo 29 asegura que el porcentaje mínimo de los recursos descentralizados será del 6% del presupuesto. No se acercan ni de lejos.

Finalmente la Leli García, ha hecho un repaso por otros de los temas que, a juicio de su grupo, tampoco recogen estos presupuestos, como son, la movilidad, la vivienda, los consultorios de salud y la contaminación, sobre la que les ha recriminado que estos presupuestos no destinan ni un euro para descontaminar lugares como El Hondón, Zinsay Sierra Minera, y sobre los que ha recordado que “son esos terrenos que rodean nuestra ciudad y que contaminan nuestro aire, nuestra agua, nuestro Mar Menor, que afectan a la saludo de vecinas y vecinos, de niñas y niños, en definitiva un gran problema de salud pública que para este gobierno es tan importante que le dedican 0 euros”, algo sobre lo que, curiosamente, el gobierno no ha hecho alusión alguna durante su turno de réplica.

Resumiendo, unos presupuestos que no son lo que necesita Cartagena, pero son los que presenta el gobierno básicamente porque les importa muy poco el bienestar de su vecinas y vecinos. Ni les importa las juntas vecinales, ni les importa los barrios y diputaciones, ni les importa la salud de sus vecinas y vecinos, ni la movilidad, ni el transporte urbano, ni el patrimonio cultural y medio ambiental, ni la educación. Son unos presupuestos que están presos de las contratas de los servicios privatizados. Unos presupuestos inflados y que aumentan la deuda, esa que acabaremos pagando todas las vecinas y vecinos. Unos presupuestos que se inventan ingresos nada creíbles. Unos presupuestos que incrementa la deuda y que baja la recaudación reduciendo impuestos, sobre todos a los que más tienen. Unos presupuestos que van a salir aprobados gracias al rodillo del gobierno”, ha concluido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba