Actualidad

Unidas Podemos reclama que el Gobierno reconozca la gran labor de las trabajadoras de ayuda a domicilio

Unidas Podemos reclama que el Gobierno reconozca la gran labor de las trabajadoras de ayuda a domicilio

Este servicio especial para la comunidad es un trabajo considerado como esencial, como bien ha quedado demostrado durante el confinamiento impuesto por la pandemia.

La concejala de Unidas Podemos IU-Verdes Equo, ArohaNicolás, reclamará que el pleno del Ayuntamiento de Cartagena reconozca la gran labor y la esencial función que desempeñan las trabajadoras de ayuda a domicilio.

También reclamará que se inste al gobierno local a trabajar, junto a empresas concesionarias y las organizaciones sindicales, por garantizar el cumplimiento del Convenio Colectivo de referencia y mejorar sustancialmente las condiciones laborales de las trabajadoras de ayuda a domicilio y a garantizar la estabilidad laboral de las mismas.

El Servicio de Ayuda a Domicilio cumple con un papel esencial  dentro de nuestro sistema de dependencia. Este servicio público, privatizado a través de dos empresas concesionarias, permite proporcionar en el propio domicilio una serie de atenciones a aquellas personas o familias que lo precisen por no serles posible realizar sus actividades habituales, de modo que se garantice un adecuado nivel de vida.

Este servicio especial para la comunidad, como es denominado por el propio pliego de condiciones técnicas, es un trabajo considerado esencial, como bien ha quedado demostrado durante el confinamiento impuesto por la pandemia. “Sin embargo se trata de uno de los trabajos más precarios y peor pagados del sistema de dependencia. Una situación que, como en otras ocasiones, ha sido denunciada por las trabajadoras, recordemos que este colectivo está compuesto casi en su totalidad por mujeres. Denuncias que han venido acompañadas de movilizaciones como las que hace pocos meses protagonizaron estas mujeres ante el Ministerio de Trabajo por la vulnerabilidad a la que se enfrentan laboralmente”, ha asegurado Nicolás.

Las trabajadoras del SAD en el municipio de Cartagena desarrollan un amplio abanico de tareas de carácter doméstico, personal y educativo. Una larga lista de tareas que van desde el apoyo a la integración y la socialización, el acompañamiento a visitas terapéuticas, el apoyo a la higiene personal, el cocinado de alimentos, lavado y planchado de ropa, limpieza del hogar, mantenimiento de la vivienda, y un largo etcétera.

A pesar de tener una formación y capacitación propia de la rama socio sanitaria, es muy frecuente que cuando acuden a sus lugares de trabajo desempeñen tareas que no estánrelacionadas directamente con su formación o que no vienen recogidas en el propio convenio colectivo de referencia, como tareas de mantenimiento de la vivienda.

Las tareas definidas por la empresa concesionaria del SAD se suman a las especificadas de manera complementaria por los Servicios Municipales, dando lugar a jornadas maratonianas marcadas por la sobrecarga de trabajo y el sobre esfuerzo que terminan por causar lesiones, enfermedades, bajas laborales y producir elevados niveles de estrés y ansiedad entre las trabajadoras.

La precariedad de este servicio en el municipio de Cartagena no termina aquí, ni mucho menos. Las trabajadoras de atención a domicilio denuncian continuasextralimitaciones en sus funciones fruto de las presiones de familiares de personas usuarias, de cuidadoras o incluso de la propia empresa concesionaria para realizar tareas que no les competen”, ha destacado Aroha Nicolás.

Y ha continuado asegurando que “por si no fuese suficiente, las trabajadoras de las empresas concesionarias del SAD tienen que soportar que se les recorte la nómina, dentro de su ya precario salario próximo al Salario Mínimo Interprofesional, en caso de sufrir una baja por contingencias comunes o verse forzadas a realizar una cuarentena por COVID-19.

Una atención de calidad para las personas usuarias del SAD no puede sostenerse sobre la precariedad de las Auxiliares de Atención a Domicilio. Al contrario, la administración local debe velar porque las condiciones laborales de estas trabajadoras vinculadas a las empresas concesionarias del servicio, y que reciben millones de euros de las arcas municipales para su prestación, seenmarquen dentro de las más altas cotas de respeto a los derechos laborales y reduciendo de manera comprometida la precariedad del sector.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba