Actualidad

Unidas Podemos reclama que se ponga el valor el patrimonio histórico de Cartagena ante el abandono que sufre

Unidas Podemos reclama que se ponga el valor el patrimonio histórico de Cartagena ante el abandono que sufre

Para el grupo municipal la mejor manera de evitar que se deteriore es “ponerlo a trabajar”, utilizandolo como reclamo turístico con el consiguiente beneficio económico para la ciudad.

La concejala del grupo municipal de Unidas Podemos IU-Verdes Equo, Aroha Nicolas, ha vuelto a reclamar que se ponga en valor el patrimonio histórico de Cartagena ante el abandono al que las distintas administraciones lo tienen sometido.

La edil se hace eco así de la noticia aparecida en Telecartagena donde se informa de la entrada de la batería de San Leandro en la lista roja de Hispania Nostra, así como de la posibilidad de que la Muralla de Carlos III también pase a formar parte de esta lista.

Nicolás ha querido hacer hincapié en que la mejor forma de poner en valor estas construcciones es “ponerlas a trabajar, ya que todo lo que se abandona acaba deteriorándose y finalmente desapareciendo. Y esta ciudad no se puede permitir perder más patrimonio histórico.”

Pero no basta con ponerlo en valor, también es necesario que este esté disponible para el conjunto de los vecinos y vecinas y no para que lo disfruten solo unos pocos privilegiados”, ha destacado Aroha Nicolás, que ha recordado la iniciativa que presentó en este sentido en el pleno del pasado mes de junio.

En la misma, la edil solicitaba en primer lugar al Gobierno municipal la puesta en valor de las baterías de costa con el fin de poner este patrimonio al alcance de la ciudadanía cartagenera. En el segundo punto de la moción se reclamaba la coordinación del consistorio con el Ministerio de Defensa y el MITECO para priorizar la conservación de las baterías de costa como propiedad de titularidad y gestión pública.

Finalmente, Nicolás, optó por la retirada de la iniciativa, debido a que el Gobierno local presentó una enmienda a la misma donde se pretendía asegurar la posibilidad de acudir a la financiación privada para la puesta en valor de dichas edificaciones, lo que a la postre podría suponer convertirlas en hoteles privados, e impediría acceder a la mayoría de los vecinos y vecinas de Cartagena, poniéndolas solo al alcance de unos pocos privilegiados.

Pero no solo son las baterías lo que está en peligro por la falta de cuidado, como recoge la noticia, también la Muralla de Carlos III está a las puertas de entrar en la lista roja por su mal estado, con el agravante de tratarse de Bien de Interés Cultural (BIC).

La obligación de las administraciones implicadas es poner en valor todo el patrimonio histórico de nuestra ciudad, y no solo por su interés cultural, sino también por su potencial económico. El atractivo turístico de las baterías o la muralla puede atraer a muchas personas a Cartagena, con el consiguiente beneficio tanto para los comerciantes como para todos los vecinos y vecinas por la generación de riqueza que esto supone”, ha concluido Aroha Nicolás.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba