Opinion_Actualidad

“De Pedro a Pedroche” por Ramón Galindo

Y con esto poco a poco, el gobierno de Sánchez, no hace tanto de esto, nos encerró más de tres meses (concretamente 99 días) y nadie protestó, más bien a los sones del nuevo «no pasarán» el «resistiré» aplaudieron todas las tardes.

Ahora con una situación similar -o peor- la Comunidad de Madrid limita los horarios y movimientos en las zonas más infectadas y forman el Dos de Mayo y de milagro estos mamelucos no envían «por ahora» a sus huestes a fusilar a nadie en la montaña de Príncipe Pio, en la madrugada siguiente. Pero ya intentan querer dividir entre pobres y ricos, debe ser por eso de que a los Señores de Iglesias bien acomodados en el palacete de Galapagar ya no les pilla en Vallecas.

Pero nada que temer en los casos de fallecimiento, ya fueran de una forma o sin turno de respirador, como la «memez histérica» que sólo condena a unos fusilados y a otros no, y sólo válida los muertos enterrados hace más de 80 años en las cunetas, siempre y cuando no tuvieran por sudario sotana, hábito o uniforme militar, pues ya se encargaría de quitar hierro penal y archivar todo lo archivable la Sra. Fiscal General del Estado, (la que casi acaba con las pilas del magnetofón de Villarejo llamando «maricón » a su compañero de filas) -estos son los «new liberales»-.

Es evidente que las consecuencias aunque necesarias para la salud, han sido nefastas para la economía y Pedro Sánchez a sabiendas de que nuevas medidas restrictivas serían el descabello a muchos sectores, sobre todo de la hostelería, les ha cedido los trastos a las Comunidades Autónomas para que hagan de puntilleros y allá ellos se las apañen. Pero para disimular un poco y después de las seis misivas de socorro de Ayuso, por fin le ha contestado dispuesto a plantarse en la sede de la Puerta del Sol para colaborar -pero ya si eso lo dejamos para el lunes- a lo mejor lo quería retrasar y le pilla allí para presentar las uvas, y pasa de Pedro a Pedroche.

Lo que es seguro, es que el responsable principal, es decir: Sánchez, no es precisamente el más fiable en cuanto a su palabra. Desde luego alguien que tanto ha mentido y que no iba a poder dormir tranquilo, es ahora a todo el país a quien le quita el sueño.

Evidentemente si las medidas restrictivas las anuncian con tanta antelación, como hicieron con el confinamiento de Santoña, lo único que pueden producir, es una estampida que disperse aún más el virus.

Lo que sí ha quedado más que demostrado, ha sido la fraudulenta vuelta a la normalidad que nos vendieron. Bien sea por fases o por fascículos.

Y tenemos que estar oyendo a algunas autoridades, como al Sr. FRANCO -y además- PARDO ¡Vaya por Dios! Precisamente «el de la higiene democrática» -a la sazón Delegado del Gobierno en Madrid- el que culpa a la población por habernos relajado. Quizá debería referirse a él mismo y al resto de Delegados del Gobierno de toda España, que son los que se han relajado no aplicando la ley, permitiendo que miles de inmigrantes infectados desembarquen movidos por las mafias y pululen a su antojo sin ningún tipo de control sanitario; que se organicen botellones y «okupaciones» masivas en edificios y naves abandonadas, sin una respuesta policial adecuada y proporcionada, o que los aeropuertos sean un incontrolado coladero de virus.

La población (en general) ha cumplido con lo mandado, comprando las mascarillas -por cierto con impuesto de lujo al 21% de IVA- ellos no han cumplido con su obligación y cuando los jefes de las UCIs ya están advirtiendo del caos, ni siquiera han comprado suficientes respiradores, y volveremos a las improvisadas máscaras de buceo del DECATHLON, reabrir los hospitales de campaña y el de IFEMA, y veremos a ver si también de nuevo darle el fúnebre doble uso al Palacio de Hielo.
¿Quien se ha relajado?

Y así, como a esta casta tanto les gusta recordar viejos tiempos, en su argot evitan palabras como «recortes» y les llaman «ajustes» inventan nuevas expresiones políticas como las de: «Jarabe democrático» «cordón sanitario» o «higiene democrática» que en otras épocas también bautizaron otros términos llamándoles: «Paseíllos» «limpiezas» o «sacas».

Estamos alcanzando un punto, en el que los sanitarios españoles van a tener que adoptar el lema de los NAVY SEALS: «El único día fácil fue el de ayer”.

Y hablando de fuerzas especiales, este puro de los domingos, en perjuicio de mi Salud, va especialmente dedicado a La Legión Española que hoy cumple 100 años -casi el doble que los SEALS-.

¡Enhorabuena legionarios!
¡Feliz aniversario!

Ramón Galindo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar