Opinión Deportes

EL MARC MARTINEZ QUE CONOCIÓ DOS MÁLAGAS, por Guillermo Jiménez

EL MARC MARTINEZ QUE CONOCIÓ DOS MÁLAGAS

Hace siete años el nuevo héroe por la causa del Efesé, Marc Martínez, el felino portero barcelonés que salió el domingo 19 de julio de 2020 por la puerta grande de La Rosaleda de Málaga, al empujar al Efesé al ascenso a la Liga SmartBank con su decisiva actuación y la de sus compañeros, quedaron salvados los muebles de la BB en el cuarto playoff de la pareja murciana Belmonte&Breis, jugaba con el filial coruñés y tuvo que soportar en el campo malacitano de El Palo, lo que se dice una caja de cerillas enclavado en el barrio costero ,un infierno cuando
con el Deportivo B coruñés en un partido para el ascenso a Segunda B, los gallegos fueron eliminados y Marc aguantó lanzamientos de botellas, escupitajos, enviados por espectadores situados a
tras su puerta, a medio metro de la red. Fue un partido bronco y con bronca que Marc no ha olvidado.
Con siete cursos más de madurez y los lauros de varios Premios Zamora conseguidos, volvió Marc a la tierra de Picasso con los albinegros de Borja, gafe para el míster baleárico y excéntrico Manix, que ha sido noqueado dos veces por el de Ávila, para vivir un partido diferente en La Rosaleda, con las gradas desnudas y un premio muy valioso en
juego. Fue un lance mediocre en la valoración global pero con lo mejor condensado al final. Un amasijo de emociones y una resolución en mano de la ruleta de los penaltis. Y ahí el Efesé fue el mejor.
El abanderado del éxito, Marc Martínez Aranda, firmó en la atípica campaña ya cerrada, 29 partidos jugados de los que mantuvo quince veces su meta a cero. Números cantan .
GUILLERMO JIMÉNEZ

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar