Opinion_Actualidad

“Entre fanfarrones” por Ramón Galindo

Y con esto poco a poco ya ocupamos de nuevo la «pole position» en cuanto contagios en Europa. Y eso sólo puede tener una lectura, que las cosas no se están haciendo bien. Si bien es cierto una pandemia de esta envergadura, no se daba desde hace más de cien años, tampoco es menos cierto que ya, por quien corresponda, se haya alcanzado un nivel de conocimientos y experiencia para prevenir llevarnos a tan vergonzoso puesto.

Tantas y tan distintas directrices nos llevan a convertirnos en una «Torre de Babel» donde nos dicen un día nos dice una cosa y al día siguiente lo contrario; donde las autoridades sanitarias dictan unas normas y a las pocas horas los jueces las anulan; donde en una comunidad autónoma lo hacen de una forma y en la vecina se hacen otras.

Al final, esto se convierte en una situación como la del puti-club de Alcazar de San Juan, que parece ser que nadie estuvo allí.

Si buceamos entre toda la información que nos llega, podremos saborear todo tipo de confabulaciones, tramas, conspiraciones e intrigas. Pero lo que si que es cierto del todo, es que viendo las noticias por la televisión, en todas las imágenes sea el continente que sea, el país que sea, o el lugar más recóndito, todo el mundo lleva mascarilla, y quizá el chiste sea fácil y rápido «más-carilla» ósea nada de baratilla, de lo que está claro que resulta que alguien «se está forrando» con este negocio, al que por cierto no nos perdonan ni el IVA, convirtiéndolo en un ingreso extra para las arcas de hacienda, pues ese impuesto sólo es compensable para las empresas.

Y así va terminando el veraneo, Para Sánchez en su tour aviónico para él y su familia. Lo que no sé es si entre escala y escala echará una cabezadita, pues aunque dijo que no podría dormir tranquilo, es posible que por ello tenga que tomar píldoras para dormir; y para Iglesias (otrora defensor a ultranza de los escraches) que según él y su “señora ministra esposa“ (pues, según ok diario, todos los altos cargos de “Podemos/as” excepto Echenique, tienen a sus señoras esposas o “parejas/os” con sueldo público, bien sea de las instituciones o del partido) cuentan que le molestan con pintadas en las cercanías de su residencia veraniega, mientras tranquilos de que su casa (no el pisito de Vallecas, sino la de Galapagar) a la sazón «de protección oficial»
-ya que está oficialmente protegida- y no corre el riesgo de encontrarse okupas a su regreso.

Y así entre fanfarrones, que hacen lo contrario que dicen, sigue la fiscalía investigando la caja «B» de “Podemos/as” que al parecer era, según el diputado podemita Alberto Rodríguez para obras de caridad, y según Monedero es de solidaridad. Con la coincidencia de que la caridad y la solidaridad «estos» no la practican en países del tercer mundo, la llevan a cabo, siempre según la opinión de la fiscalía. Para su financian ilegal.

¡Pero en fin! Aquí parece que cuantas más mentiras cuenten, más se lo creen, por que digo yo que se lo creerán ellos mismos mientras las cuentan.

Al mismo tiempo, los afectados por el incendio de la Isla de La Palma, los refugian en polideportivos iguales a los que los inmigrantes ilegales son acogidos y de los que aún infectados de coronavirus, se fugan, no sin antes quejarse de la calidad de la comida, y demos gracias a que no piden la hoja de reclamaciones.

Y a estas alturas, aún sin saber si le compramos la cartera a los niños para ir al colegio.

Y hoy también, aunque luchado pero sin suerte para los españoles en el campeonato del mundo de motociclismo, esperando no molestar a nadie, y que aún no prohiban fumar en casa, aunque sea una vez a la semana, con el humo de este puro de los domingos, que como de costumbre, a vuestra salud y en perjuicio de la mía, enciendo en esta sobremesa dominical, para tener la excusa de enviar un fuerte y virtual abrazo, a amigos y familiares.

Ramón Galindo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar