Opinion_Actualidad

Montanaro de aquí: “FALSEDADES SON TUS SONRISAS“

Esta Cartagena es particular, que sea la ciudad con más desfibriladores de la región no es por casualidad, es normal, con tanto tonto contemporáneo, los desfibriladores y la coramina han de usarse a granel…, si creíamos que con Barreiro y el PP habíamos tocado fondo íbamos equivocados, las incompetencias manifiestas de MC con su compañera de chatarrería del PSOE rompieron entonces todas las estadísticas, los espectáculos musico vocales estaban al cabo de la calle y de los plenos, de hecho en un par de años, solo convirtieron en chatarra lo que tocaron, y encima, adornándolo de soberbia y condimentado con mediocre prepotencia, lo dicho, esto es Cartagena, hoy igual que ayer, los perdedores gobiernan y hacen de su capa un sayo, la clase y la elegancia para gobernar permanecen ausentes ayer y hoy, al igual que las responsabilidades municipales también.

Nos hemos engordado a base de dulces galapaguescos o chalets millonarios en progreso, y planes urbanísticos de dudosa factura y clara fractura, de menudeos nepoticos con jardineros y otras prebendas municipales, o no…, y sobre todo, de jactancia municipal, nunca, tan poco práctico garbo político ha dado para tanto, la verdad que no ha dado nada,  la pareja de damas con el eterno comodín del público apartaron al de Santiago de Cuba y Cavite del bastón municipal pero tampoco hemos mejorado y yo la aplaudí, pero no hemos mejorado, una ruina de consistorio y un cortijo en ciernes en consonancia con la mediocre clase política que adorna esta ciudad han hecho un circo este ayuntamiento, de una apátrida expulsada de un partido socialistas decrepito, traidor y corrompido con España, sin mas futuro que la decadencia chabacana que encumbra una dictadura bolivariana que es su decálogo. El PP sigue a por uvas, sin equipo, ni brillante ni siquiera mediocre, solo con la foto fácil que les hace ser de lo malo, lo que el ciudadano quiera creer, como al resto, y mientras algún Senador haciéndoles la carrera y dirigiéndolos con actuaciones de fortuna, el comodín del público, cual ente parasitario político viviendo de sus contubernios, lo que dura, dura.

   El virus es la excusa, pero no se ha llevado nada, es la desidia de este gobierno, o lo que sea esta lucha de intereses, quien tiene más abandonada la comarca y la ciudad desde hace un año a su suerte, y ahora, tampoco les importa mucho, solo su interés y sus amistades, y esto es un hecho, ya que carecen de conocimientos y responsabilidad, la metáfora de este gobierno de fortuna, pero muy desafortunado. Hace más de un año, fracasado el gastado y mal avenido maridaje de siglas y conveniencias nos embarcamos en otro más difícil si cabe, quizás conveniente que no convenido y se aceleran los estadillos propagandísticos venideros a casi tres años vista, dicen por ahí que el Asdrúbal de MC, el héroe de algunos cartageneros ha de abandonar la primera plana en una fusión posible o maridaje social populista, en este caso, ya por las lidias judiciales o ya por estar pasado de moda, ¿la duda?, y no la del santo mecenas trimilenario Conde de Peralta, más bien por la aparición en otros estadios o escenarios del salvador de la región, SÍ, del adalid o futuro líder de la ciudad departamental y quizás, el nuevo Cid Campeador en la reconquista social comunista de este país, como en una derivada cinematográfica, cómica…,  aparece el ex, ex muchas cosas con MC y el nada para Cartagena, un Calderón que debo reconocer me ha sorprendido notablemente tal que, mi última esperanza hoy en día era VOX a pesar del nada agradable filtro autoritario actual en el que se mueven entre lo que establecen como metrópoli y los extramuros regionales, pero, si desembarca en VOX el finado como se aventura mediáticamente, ya no nos queda ni ese meandro electoral, ¿tan mal están?, y existe la necesidad imperiosa y casi imperial de encontrar un verdadero líder local que los abandere, yo cada día en esta ciudad, en esta región y en este país me sorprendo más, no hay sitio para más tontos, quizás alguno ocúpanos mucho espacio, pero es para acotar. Al contrario que el dicho romántico, en esta política, cualquier elemento o elementa, pasado o pasada no es mejor.

Mas allá del expediente esotérico que puede suponer el advenimiento del mesías Calderón a la salvaguarda política de este mundo, a no ser que sea dentro del mismo MC y sea el cierre total por quiebra, posiblemente la Castejón pida asilo político en alguna fuerza amiga, ¿PP? O su vuelta sumisa al retiro socialista, hay que pagar los inmuebles implantados, ¿o plantados?

Y ahora sí, ahora los tambores de Fu Manchu en la tumba de Genghis Khan. El PP en su retiro espiritual y los tentáculos de Valcárcel cubriéndose las espaldas judiciales, Pedro Antonio mojando las barbas y la marioneta Miras, más macetero que planta, sin duda, el más listo de la clase esperando que pase el tiempo, increíble… Aforados algunos e intentando esquivar las dudas y sospechas judiciales derivadas de su gestión, y todo ante la mirada impasible de los viejos peperos cartageneros, hoy desahuciados o en las colas del rancho político, por esto del bocadillo, dejan la rémora aquí para que se devoren entre ellos o se coman a besos. Todavía, y ya huele a rancio, a estas alturas no han entendido el mensaje de las gentes conservadoras cartageneras, todavía no han entendido lo que queremos y todavía no entienden que, a pesar de que les resbale todo a fauna política, no los queremos.

 No queremos a las familias de interés e interesadas. No queremos a los políticos de saldo de mercadillo. No queremos a los gestores de ocasión favorecida. No queremos a voceros de garito. Queremos políticos y gestores de entidad y con clase, con currículo y experiencia y no palanganeros del gobierno regional. No queremos difuntos que, cual alma en pena, arrastrando su histórica miseria a imagen y semejanza de lo que fue en el 95, no queremos circos mediáticos de compromisarios comprometidos e implicados antes del manipulado voto y esto es un hecho. No queremos esta dictadura decadente de nombres propios y de partidos que afecta a la ciudad, una farsa a la que se han acostumbrado y ya no se ruborizan por disimularla, y ojo, hay esperanza…, Cicerón hablaba de ellos al citarlos “Cuando mejor es uno, tanto más difícilmente llega a sospechar de la maldad de los otros”. Hay gentes honradas y que no son ajenas a nadie, y además de inmaculada experiencia y sapiencia, de envidiable currículo, admirado y respetado por todos los ciudadanos y a la vez, odiado y envidiado por este enjambre. Calladamente refrescan este aire podrido, son gentes que han sido mancilladas y humilladas por esta horda de luctuoso corazón político que nos acecha, son la esperanza y que solo la providencia nos dará en su momento la buena o mala ventura.

Viendo los documentos gráficos, las hemerotecas y las clases de los personajes que han de dirimir el futuro político de esta ciudad y de esta región y por extensión más clara y concisa de los conservadores cartageneros, neo liberales y pseudo socialdemócratas en la ciudad, el abajo firmante exhala un sentimiento entre el sarcasmo y la ironía, imagina a unos cuantos buscando entre la basura desperdicios políticos a los que agarrarse, que ya les vale. Otros, como “la flor de la canela”, airosas caminan haciéndose ver en busca del usufructo del cargo. Algunos airean favores y chantajes de barrio marginado en saraos de envidias y macedonias de celos y desazones.

Mucho darán que hablar, y solo nos ofrecerán chanzas y jocosidades, irreverencias, osadías de incompetente y desvergüenzas políticas. Todo por mantener un plato de lentejas oculto tras grandes despilfarros de apariencias, ¿De verdad nos merecemos esto? “El mal es vulgar y siempre humano, y duerme en nuestra cama y come en nuestra mesa”.  Hugh Auden

Andrés Hernández

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar