Opinion_Actualidad

Montanaro: “YO ERA UN TONTO Y LO QUE HE VISTO ME HA HECHO DOS TONTOS”

“YO ERA UN TONTO Y LO QUE HE VISTO ME HA HECHO DOS TONTOS”

Podría ser el título de una novela aspirante al premio Planeta, plagiada claro, y de algúnprotagonista de nuestro flamante gobierno de perroflautas y macarras de futbolín, o un telefilme dominguero por soporífero del amigo Amenabar y su visión subvencionada de la Guerra Civil, pero es nuestra cruda y penosa realidad, la del PSOE haciendo escarnio de la pobreza institucional y de la corrupción, ahora el coronavirus, casi olvidado el tema ERE´s a la sazon lo más vergonzoso de la política española de todos los tiempos en corrupción y libertinaje, y como en este país aborregado manda el lobby de la comunicación manipulada nos entretienen y agobian con el virus de Wuhan.

La pandemia vírica es la de un presidente marcado por la duda, la mentira, el plagio y la farsa mediática, un presidente que se aleja del ideario de las urnas amparado en la mentira hipócrita, como así ha sido, un fracasado líder político aupado por una horda de trashumantes que han hecho de este trabajo social, de gestión y de servicio al ciudadano su modo de vida y nada barato, dando juego a los desleales terroristas asesinos y sediciosos. Un pretendiente al trono del absolutismo con un equipo médico a su disposición, más numeroso que el de Franco en el Pardo y con helicópteros y Falcón en la puerta.

Mientras nos meten miedo y asolamos los super, los perroflautas podemitas asociados conlos terroristas de Bildu acechan y acosan a la Constitución atacando a la Monarquía, en horas bajas sí, pero, ¿quién quiere otro perroflauta como Sánchez de presidente de la pseudorepúblicaespañola? Además, con la experiencia republicana de España, donde solo la traición y la violencia con identidad de asesinato era lo que imperaba, más ostensible que el propio franquista y causa efecto de la misma, historia sin adulterar, mal iría, por tercera vez el caos y a la destrucción.

Todos tienen sus adeptos, ora por recoger viandas, ora por un puesto de fortuna, ora por un saludo escamoteado –que los hay-, ora por idiotas, ora por peleles..., y nosotros, espectadores engañados y tristemente sometidos a este infortunio soportando mamarrachadas, hacemos cola en los super y estamos pendientes de la gripeasiática y de su excelso contagio, clases invitadason line, repito, inventadas, confinamientodesbordado, eventos prohibidos a lo quijotesco, miles de personas en los alrededores de un estadioy partido a puerta vacía, espectáculos reducidos a un tercio con butacas vacías intermedias, la esperanza es oscura por tétrica, hasta el domingotodo tranquilo y sin oropeles caóticos en el mundopolítico de verbena sociata y comunista. Asíenésimo ministro de sanidad, muy espabilado noparece dibujando estelas en el aire, vendiendo humo sin decir nada, el director de epidemiologia a por uvas, un tonto útil de Sánchez haciendo un papel impoluto, la nada, y el gobierno en silencio, esperábamos la eclosión narcisista de las protagonistas del 8 M, las progres, las rojas moradas que no amoratadas, un espectáculo con gorra y soflama ofrecido por la vice, la nini y la Bego y de fondo Marlaska, la mayor decepción del gobierno, dónde lo único que vimos fue la radicalidad y realidad de lo absurdo, mi coño noentra en un talla 38 y algunas típicasobscenidades de la izquierda más, eso es lo que es el 8 M, la degradación en las calles del esfuerzofeminista verdadero.

Estas mismas son las que ante las penas totales y perpetuas de los violadores y canallas asesinos hablan de la humanidad y la retirada de esas penas, según el mensaje aborregado de sus lideresas, según la génesis de los violadores que no dudan en conmutar a victimas si hay interéspopulista, o del delitos que no investigan dondeprostituyen en Mallorca a niñas tuteladas por PSOE y Podemos, eso no interesa, ni la aprobación de la prostitución de la Fiscal Generala Villarejo en ese turismo de vagina que aplaude, y los seguidores siguen ciegos y engañados.

El gobierno catalán que no se corta un pelo entransgredir las leyes constitucionales españolas es permitido y hasta vitoreado por estos gobiernos de alpargata mientas se pasan también por el forro la epidemia, una Europa que sigue en un permanentecaos de liderazgo.

Que hay de verdad y que hay de mentira, hasta el 8 de marzo el silencio, la contención y la nada, desde la noche del domingo, el todo, la alerta y la amenaza

Decía Calderón –lo retomo de anteriores- en su obra La hija del aire, “Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos”, y sin querer ya pensaba él hace siglos en esta orgia de despropósitos, en esta bacanal desvergonzada de dignidad, en esta farsa teatral de argumentos y de seriedad.

No hay diálogos entre besugos que diría Alberti, la del tonto, ironía y sabiduría. A cada uno lo suyo, el pueblo, el votante ensimismado en la creencia de la desesperanza. Nos han destrozado la dignidad y la ilusión, ¿y la culpa? …, es la recurrente cascara de plátano.

Es el símil como la actitud de Sánchez y sus seguidores, desconcertante ante la primera lectura.Nos han quitado hasta las ganas de llorar, como en el poema, y, sobre todo, las de merendar…, ojo, la ironía no proporciona ningún consuelo más allá del momento de expresarla y mi desahogo, arrojas impotencia, como el pan de ácimo en la Última Cena, al final no significa nada a pesar del protagonismo del cuerpo…, la triste realidad seimpone. Como decía Alabarte, y en esta España, “es que a me preocupa mucho el silencio y la astronomía, // y la velocidad de un caballo parado, y la inmovilidad de los trenes expresos que predicen la futura muerte del tranvía…, el estancamiento de este puto país de tontos descerebrados.

Así nos sentimos algunos críticos ante tanta herrumbre informativa, desfachatez e ignorancia, donde se contrae y dilata el pasado con el presentey el futuro, y esto es un hecho amenazante, con partidos conservadores como el anterior que calla, y progresistas como el presente, ¿se imaginan a Rajoy en esta crisis? y al indecente de Moncloa gritando por las esquinas de frustración. Da igual, la insurrección de lo prometido es ya una constante en el contexto actual, la mentira es una premisa insalvable. Los 23, como en la obra de Alberti, son como la confluencia irracional de dos tiempos, uno deseado, que se retuerce y es ligerosin terminar de llegar, prometido y anhelado, y otro pasado y pesado hundiendo los pasos en la arena de la dignidad. Y termino con Buster Keaton que busca por el bosque a su novia, que es una verdadera vaca, otra ironía de la obra de Alberti basada en la de Calderón, “Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos”, y temo que me hará más.

Andrés Hernández Martínez

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar