Opinion_Actualidad

PENSANDO EN VOZ ALTA: INSULTOS

PENSANDO EN VOZ ALTA

INSULTOS

A lo largo de la semana pasada hemos asistido, en quehaceres políticos, a puestas en escena muy llamativas y, bajo mi criterio, precipitadas y no encomendadas por quien tiene la potestad de hacerlo. Por otra parte, el pueblo llano está, sea cual sea su opción política, enfadado, disgustado, enojado, cabreado, enfurecido, encolerizado, encorajinado, encrespado, enervado, exaltado, exasperado, irritado, excitado, exacerbado, contrariado, molesto, indignado, fastidiado, incomodado, desagradado, cansado, provocado, desazonado o enconado… cada uno de ustedes posiciónense en la expresión que crean más conveniente.

A pesar del título de la columna de hoy… INSULTOS… quiero que sea alegre, distendida y, además, le ayude a descargar su irritación, bien en casa, en el campo, en la playa, en la montaña, en mitad de un llano o cuando sale a correr. Puede llevar la lista a mano y según tenga el estado de ánimo grite uno u otro insulto. Ahí van:

Abrazafarolas: Persona que halaga continuamente a los demás, lo merezca o no.

Alcornoque: Persona ignorante y zafia.

Amorfo: Que no tiene “forma” reconocible. Mal hecho.

Baldragas: Hombre flojo, sin energías.

Barbitonto: Alguien con pintas de poco espabilado.

Bocachanclas: Persona que hace comentarios a destiempo, que acarrean consecuencias negativas.

Cagalindes: Cobarde.

Cenutrio: Persona poco hábil o de corta inteligencia.

Chisgarabís: Mequetrefe, persona insignificante, entrometida y de poco juicio.

Desgarracalzas: Persona de poca valía. Esjarramantas.

Estólido: Que no comprende nada de nada.

Faramalla: Que habla y habla, pero su único propósito es embaucar.

Fementido: Persona falsa y traidora.

Gaznápiro: Hombre de naturaleza torpe o simplona.

Habahelá: Inútil total. Que no sirve para nada.

Julay: Un bobo.

Lameculos: Persona aduladora y servil.

Lerdo: Lento y torpe para comprender y hacer algo.

Malparido: Indeseable, malnacido, despreciable.

Mamacallos: Hombre tonto y pusilánime.

Megancés: Individuo perverso y malévolo.

Mentecato: Necio, tonto, falto de juicio o entendimiento.

Mequetrefe: Persona entremetida, petulante e inútil.

Obtuso: De carácter cuadriculado, que es muy cabezón.

Pazguato: Persona que es tonta o tiene poca rapidez mental.

Quitahipos: Merluzo.

Ribaldo: Chulo o matón de carácter violento.

Soplagaitas: Tonto, estúpido.

Tiralevitas: Un lacayo, un pelota, un lameculos.

Tocapelotas: Pesado hasta la hartura.

Tolai: Tonto, de poco entendimiento.

Verriondo: Que siempre está excitado.

Viceversa: Persona indecisa.

Zarrapastroso: Sucio, andrajoso, desaliñado.

Zurcefrenillos: Hombre que realiza actividades propias de un insensato.

Mi deseo no es otro que arrancarles una sonrisa y que su día sea más alegre, contento, divertido, animado, alborozado, risueño, sonriente, jocoso, jubiloso, optimista, gracioso, chistoso, festivo, bromista, jaranero o vivaracho.

Por último, solo en caso de auténtica necesidad mental hágase uso de los insultos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar