El Ayuntamiento y la Comunidad se reúnen con los vecinos de Los Nietos para escuchar la problemática del deslinde

IMG_9818
IMG_9818
El Ayuntamiento y la Comunidad se reúnen con los vecinos de Los Nietos para escuchar la problemática del deslinde

El concejal de Litoral, Gonzalo López, ha mostrado su apoyo a las reivindicación contra la nueva propuesta de deslinde del dominio público marítimo terrestre que afectaría a 250 viviendas
 

El Ayuntamiento de Cartagena y la Comunidad Autónoma se han reunido este viernes, 12 de enero, con los vecinos de Los Nietos para escuchar la problemática del deslinde que afecta a las viviendas de la primera línea de playa de esta población de la ribera sur del Mar Menor. El encuentro con la asociación de vecinos ha contado con la participación del edil de Litoral, Gonzalo López; el vicepresidente regional y consejero de Interior, Emergencias y Ordenación del Territorio, José Ángel Antelo; y el consejero de Fomento e Infraestructuras, José Manuel Pancorbo.Con ello han mostrado su apoyo a las reivindicaciones contra la nueva propuesta de deslinde del dominio público marítimo terrestre.

 

La población de Los Nietos, en el municipio de Cartagena, presenta desde hace años una situación de deterioro debido a los diversos expedientes de deslinde que se han abordado en la zona y que afectan a la zonificación de las competencias entre la Demarcación de Costas y la Comunidad. "Nosotros prestamos apoyo a los vecinos, y dejando bien a las claras que el litoral tenga entidad propia suficiente para atender y escuchar a los vecinos y sus circunstancias, que son especiales dentro del municipio de Cartagena", ha destacado el concejal Gonzalo López. 

 

Por su parte, el vicepresidente autonómico ha expuesto que la nueva delimitación de la ribera del Mar Menor “no está justificada técnicamente”,  por lo que ha solicitado al Ministerio que “reconsidere su delimitación en el borde del paseo marítimo”, como se establecía en la versión anterior de la propuesta de deslinde publicada en febrero de 2023. Ya que, este cambio de criterio implicaría que más de 250 viviendas se verían afectadas y se añadirían nuevas afecciones en algunos tramos de la segunda línea de viviendas. En opinión de Antelo, esto causaría “un grave perjuicio” a las propiedades existentes en suelo urbano consolidado, algo que se considera “innecesario” gracias a la existencia de un paseo marítimo “que ya garantiza el tránsito”.