López Escolar (MC) propone una Ordenanza Reguladora del Mobiliario Urbano de todo el municipio

López Escolar (MC) propone una Ordenanza Reguladora del Mobiliario Urbano de todo el municipio

López Escolar (MC) propone una Ordenanza Reguladora del Mobiliario Urbano de todo el municipio

El edil de la formación cartagenerista destaca que “la ausencia de una legislación clara en este sentido conduce a la proliferación desordenada de elementos que afectan negativamente a la accesibilidad, la movilidad y el aspecto visual de nuestras calles y plazas”

Partiendo de que por mobiliario urbano se entiende el conjunto de elementos existentes en los espacios públicos urbanizados y áreas de uso peatonal, que además pueden ser utilizados de forma autónoma y segura por todas las personas, y de que Cartagena carece de una normativa que lo ordene; MC va a proponer en el próximo Pleno que se inste al Gobierno local a que cree la Ordenanza Reguladora del Mobiliario Urbano del municipio. 

 

En este sentido, el edil de MC Cartagena, Juan José López Escolar, indica que “el mobiliario urbano es un elemento vital en el desarrollo y la organización de Cartagena, y reconocemos que existe una necesidad de establecer normativas que regulen su instalación, mantenimiento y diseño para garantizar la seguridad, la estética y la funcionalidad de nuestros espacios públicos”.

Y añade que “considerando que la ausencia de una legislación clara en materia de mobiliario urbano puede conducir a la proliferación desordenada de elementos que afecten negativamente a la accesibilidad, la movilidad y el aspecto visual de nuestras calles y plazas, proponemos la regulación del mobiliario urbano, pues sería una herramienta fundamental para preservar la identidad y el carácter único de nuestra ciudad”.

Así pues, según el concejal cartagenerista, “en el próximo Pleno vamos a solicitar al Gobierno local que se cree una Ordenanza Municipal Reguladora del Mobiliario Urbano de todo el municipio, que desarrolle la elaboración de un catálogo de elementos del mismo, donde se establezcan normas y criterios de instalación y ubicación del mobiliario urbano, así como la adaptación progresiva de los elementos para cumplir las condiciones mínimas de accesibilidad”.

“Además, la ordenanza debe exponer una definición clara y exhaustiva de lo que constituye este mobiliario, incluyendo elementos como bancos, papeleras, señalética y paradas de transporte público, entre otros. Todo ello con mecanismos de seguimiento y control para garantizar el adecuado mantenimiento y conservación del mismo, así como la rápida reposición de aquellos elementos que sufran daños o deterioro”, concluye López Escolar.