VOX: Debemos derribar las barreras que impiden a nuestros jóvenes formar una familia

Gonzalo López
Gonzalo López
VOX: Debemos derribar las barreras que impiden a nuestros jóvenes formar una familia

VOX: Debemos derribar las barreras que impiden a nuestros jóvenes formar una familia

 

Cartagena, 15 de mayo de 2024 – El Grupo Municipal Vox denuncia los problemas que impiden a los jóvenes formar familias, y responsabiliza a los poderes públicos. Este año se cumple el trigésimo aniversario de la celebración del Día Internacional de las Familias.  

 

Desde 1994, cada 15 de mayo se celebra esta efeméride, lo que demuestra la importancia que la comunidad internacional otorga a la institución familiar. La familia es el cimiento sobre el que descansa la sociedad española, nutrida por lazos de afecto y mutuo sostenimiento. Esta institución, que precede al Estado, constituye el soporte esencial sin el cual tanto la sociedad como el Estado carecen de fundamento.  

 

Una sociedad de familias fuertes es la mejor barrera contra problemas sociales y personales: la soledad no deseada, la delincuencia, las adicciones, los suicidios, los problemas de salud mental o el aislamiento social se ven claramente aminorados por la presencia estable de familias.

 

El futuro de España depende de que las generaciones venideras tengan los medios para formar su propia familia. Por ello, es crucial que los poderes públicos, en consonancia con lo estipulado en la Constitución Española, garanticen su protección social, económica y jurídica. Pero esto, a día de hoy, no ocurre.

 

La auténtica brecha salarial es la brecha maternal: la que se produce cuando se penaliza a las mujeres en su trabajo por el hecho de ser madres e incluso por la simple manifestación del deseo de serlo en un futuro, algo que se silencia por parte del consenso progre.  

 

El acceso a una vivienda va camino de convertirse en algo imposible, especialmente para los jóvenes. Lejos de facilitar su acceso con una profunda rebaja fiscal, con la construcción de viviendas sociales, con la liberación del suelo secuestrado por las Administraciones públicas y con la protección de la propiedad privada, las políticas de las últimas décadas sólo han agravado el problema. Los españoles tienen cada vez más difícil acceder a un hogar, especialmente en propiedad.  

 

En definitiva, se está condenando a los jóvenes a no poder poner en marcha sus proyectos vitales. Sus ilusiones más básicas –un empleo estable, una vivienda y una familia– mueren antes de iniciarlas.

 

El portavoz del Grupo Municipal Vox en Cartagena, Gonzalo López, afirma que “por mucho que el Gobierno de Pedro Sánchez maquille los datos económicos, todos sabemos que hoy en día pocos jóvenes pueden alquilar y mucho menos comprar vivienda para formar una familia. El Día de la Familia debe servir para tomar conciencia de los problemas que afrontan nuestros jóvenes para formarla”.  

 

Demasiados jóvenes españoles se ven obligados a retrasar el momento de formar su familia porque ni siquiera pueden mantenerse a ellos mismos sin la ayuda de otros familiares o sin compaginar varios empleos. Para el concejal de Vox, “tenemos la obligación de derribar las barreras que impiden a nuestros jóvenes formar una familia”.

 

Además, se fomenta el efecto llamada de una inmigración ilegal masiva mientras se niega a los españoles la posibilidad de formar una familia. Se dan ayudas sociales a extranjeros que han asaltado nuestras fronteras, empujados muchas veces por las mafias de tráfico de personas, mientras se rechazan políticas que crean las condiciones necesarias para que los españoles puedan tener hijos y criarlos con dignidad.  

 

“En Cartagena tenemos personas, que han cruzado ilegalmente la frontera, en hoteles, a cuerpo de rey, con su móvil y 50€ semanales para sus gastos, todo pagado por los ciudadanos. Un lujo que muchos de nuestros jóvenes no pueden permitirse”, añadió el portavoz.

 

Es urgente desarrollar políticas que reconozcan el sacrificio y compromiso requeridos para formar una familia y apoyen su supervivencia. La maternidad y la paternidad deben ser valoradas y protegidas por las administraciones públicas. Poner a la familia en el centro de todas las políticas es crucial, pues una Nación con familias sólidas es una Nación fuerte.