La Comunidad amplía a 1,4 millones las ayudas para ofrecer orientación laboral personalizada a personas desempleadas de larga duración

La Comunidad amplía a 1,4 millones las ayudas para ofrecer orientación laboral personalizada a personas desempleadas de larga duración

La Comunidad amplía a 1,4 millones las ayudas para ofrecer orientación laboral personalizada a personas desempleadas de larga duración  

 

El SEF refuerza con 920.000 euros estas subvenciones destinadas a las entidades sin ánimo de lucro que facilitan el acceso al empleo de este colectivo de difícil inserción laboral 

 

Se prevé que con esta partida se atienda en torno a 4.300 personas que llevan más de 12 meses en el paro 

 

La Consejería de Educación, Formación Profesional y Empleo, a través del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF), ha incrementado en 920.000 euros la partida destinada a la convocatoria de ayudas para ofrecer orientación laboral a personas desempleadas de larga duración a través de los Servicios de Atención Personalizada (SAP), lanzada el pasado mes de octubre, hasta alcanzar 1,4 millones de euros. 

Con esta ampliación del crédito se podrá atender a las 18 entidades sin ánimo de lucro que han presentado su solicitud para hacerse cargo de este proyecto. Se prevé que con esta partida se atienda en torno a 4.300 personas que llevan más de 12 meses en el paro.  

Desde los SAP, las entidades sin ánimo de lucro refuerzan la atención que el SEF ofrece a este colectivo, incorporando a sus equipos técnicos que proporcionan información laboral, prospección y activación a partir del diseño de un plan de empleo a medida del perfil de cada usuario.  

El consejero, Víctor Marín, explicó que “en muchos casos, este tiempo de paro prolongado termina por desmotivarles y alejarles aún más del mercado de trabajo, por lo que esta atención individual y más intensa ofrecida por las entidades que mejor conocen su realidad personal y profesional es clave para su inserción laboral”.  

En concreto, estas entidades pueden optar a subvenciones para sufragar los costes laborales de hasta cinco técnicos que atiendan a estas personas, con un máximo de 165.000 euros de ayuda, así como los destinados a gastos generales, con un máximo del 20 por ciento del importe de la ayuda concedida por el coste laboral de los tutores.