La Comunidad forma al sector ganadero para evitar la llegada de la viruela ovina y caprina a las explotaciones de la Región de Murcia

La Comunidad forma al sector ganadero para evitar la llegada de la viruela ovina y caprina a las explotaciones de la Región de Murcia

La Comunidad forma al sector ganadero para evitar la llegada de la viruela ovina y caprina a las explotaciones de la Región de Murcia

La facturación de las exportaciones de animales o derivados del ovino y caprino hasta el pasado mes de agosto han supuesto unos ingresos de 111 millones de euros, un aumento del 44 por ciento

La Comunidad Autónoma celebró hoy una jornada de formación y revisión del sector ovino y caprino en la Región tras haberse diagnosticado la viruela de estas especies en España. En la Región de Murcia no se ha detectado ningún caso de esta enfermedad vírica que puede provocar desde lesiones internas hasta la muerte del animal.

Esta jornada sirvió para actualizar y “volver a enfocar determinados problemas que afectan a este sector, y no solo el sanitario”, dijo el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias, Antonio Luengo, durante la inauguración de la jornada bajo el título ‘Problemática sanitaria y económica en el sector de los pequeños rumiantes’, que se celebró esta tarde en la sede de la Consejería.

Este sector está atravesando un buen momento en materia de exportaciones y la facturación por ventas de animales o derivados a 31 de agosto fue de 111 millones de euros, lo que supone un aumento del 44 por ciento con respecto al mismo período de 2021, mientras que el incremento en toneladas vendidas fue de casi 28.700 (25 por ciento más).

Los temas a tratar fueron la situación actual de la viruela ovina y caprina, ‘¿Qué hay que saber?’; la evolución de los precios de las materias primas y la alimentación animal; fortalezas y debilidades de los programas oficiales de control de enfermedades en los pequeños rumiantes; y hacia dónde va la ordenación en el sector de pequeños rumiantes.

Las explotaciones ganaderas se exponen a problemas como la aparición de enfermedades que se difunden rápidamente dentro del rebaño. “Por tal motivo, la bioseguridad y el bienestar son dos pilares básicos en el correcto manejo de una explotación. Las medidas que evitan la entrada y diseminación de un patógeno en el rebaño son cruciales y resulta evidente que una buena salud del animal provoca su bienestar a la vez que aumenta la productividad. La prevención es la mejor herramienta, pero también es importante avisar a los veterinarios ante cualquier sospecha de que un animal haya podido contraer la enfermedad”, dijo el consejero.

“España ha perdido la condición de ser un país libre de esta enfermedad ante la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OMSA) y esto influye enormemente en la posible exportación de animales a determinados países que no reconozcan la regionalización que practica la UE como mecanismo de posibilitar el comercio. Afortunadamente, no es el caso de Arabia Saudí, al que la pasada semana se enviaron cerca de 10.000 corderos desde el puerto de Cartagena”, apuntó Antonio Luengo.

“Las enfermedades infecciosas tienen mucha importancia en las explotaciones por su impacto tanto económico como en la producción y el bienestar del animal. Por tal motivo es fundamental llevar un control y prevenir la llegada de las mismas al rebaño”, aclaró el consejero. 

Organizado por la Consejería, además de por el Laboratorio Sanidad de Rumiantes y la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia, las jornadas estaban dirigidas al sector ganadero de pequeños rumiantes, concretamente a gerentes de empresas, presidentes de agrupaciones de defensa sanitaria, veterinarios especialistas, gerentes de matadero y todos aquellos ganaderos que están interesados.