Los plásticos de origen biológico y biodegradables desarrollados en el CETEC reducen el 57,8 % de las emisiones de CO2

Consorcio Viss
Consorcio Viss
Los plásticos de origen biológico y biodegradables desarrollados en el CETEC reducen el 57,8 % de las emisiones de CO2

Los plásticos de origen biológico y biodegradables desarrollados en el CETEC reducen el 57,8 % de las emisiones de CO2

 

 

El Centro Tecnológico del Plástico (CETEC) lidera el consorcio de seis países europeos que ha puesto en marcha el proyecto europeo ViSS para la producción industrial de biopolímeros seguros y sostenibles frente a los plásticos contaminantes de origen fósil

 

 

Murcia, 15 de octubre de 2023.- El proyecto ViSS ha reunido en Murcia a un consorcio de 15 socios, de seis países europeos, con el objetivo de implementar la tecnología de los bioplásticos para uso continuo en la industria agroalimentaria y reducir así el 57,8% de las emisiones de CO2 en comparación con los procesos de producción basados en plásticos de origen fósil.

 

En este sentido, los polihidroxialcanoatos (PHA -poliésteres lineales producidos en la naturaleza por la acción de las bacterias-), que son una familia de biopolímeros biodegradables, elaborados a partir de microorganismos y fuentes de carbono renovables, han surgido como una opción sostenible frente a sus homólogos tradicionales derivados de los combustibles fósiles.

 

Economía limpia, sostenible y la vanguardia mundial

El proyecto ViSS, financiado por la Comisión Europea, en el marco del programa Horizonte Europa, coordinado por el Centro Tecnológico del Plástico y el Calzado de la Región de Murcia ( CETEC), se lidera desde Alhama de Murcia.

 

Su objetivo es establecer una cadena de valor sólida para el PHBV (poliidrossibutirrato-valerato), un copolímero de PHA que se produce a partir de residuos orgánicos industriales, y que tiene excelentes propiedades para ser utilizado en aplicaciones de envasado de alimentos. Además, es mecánicamente reciclable y biodegradable en todos los entornos medioambientales.

 

Cada uno de los socios del Consorcio es una referencia clave en sus respectivos campos de conocimiento, desde la producción de bioplásticos hasta la producción a escala industrial de los embalajes.

 

Junto con estos avances de última generación, el panorama del plástico europeo está preparado para un cambio transformador, contribuyendo ViSS a la lucha por un futuro más seguro, más sostenible y con conciencia ecológica.

 

La política europea sobre plásticos ha dado un paso decisivo hacia un futuro verde al reconocer la importancia de los plásticos de origen biológico y biodegradables para abordar los problemas medioambientales causados por las alternativas tradicionales y contaminantes de origen fósil.

 

 

Spin-off “CETEC Biotechnology”

El coordinador del proyecto ViSS, el CETEC (centro tecnológico de referencia en España) especializado en plásticos y bioplásticos, lidera este marco de programas de financiación de la Unión Europea promoviendo y coordinando proyectos de implantación en la UE.

 

Fruto de varios de estos proyectos, el CETEC ha creado la spin-off “CETEC Biotechnology” centrada en la producción de PHBV.

 

CETEC Biotechnology también participa en el proyecto ViSS como un socio de referencia para la creación de la cadena de valor de base biológica.

 

José Antonio Plaza, coordinador del proyecto ViSS , asegura que "es un claro ejemplo de cómo un producto de base biológica puede sustituir de manera positiva a uno de origen fósil, en particular, a aquellas cadenas de valor destinadas a aplicaciones de envases de plástico”.

 

En el CETEC- señala el responsable de la investigación- estamos comprometidos a hacer que el sector del plástico sea más sostenible y al mismo tiempo a aumentar el perfil de seguridad ambiental y sobre la salud humana de los materiales, procesos y productos involucrados".

 

Desde la Región de Murcia se busca un futuro limpio de plásticos contaminantes, más verde y sostenible.

 

El proyecto ViSS tiene como objetivo garantizar el cumplimiento de las estrictas normativas de la Unión Europea, ofrecer herramientas digitales y aumentar la aceptabilidad social de los plásticos biodegradables y de base biológica, facilitando así la adopción generalizada de estos biopolímeros.

 

El fin del proyecto es fomentar un enfoque seguro y sostenible que permeabilice tanto en las industrias como en los consumidores.