El PP exige al Gobierno que ejecute las infraestructuras que garanticen que el Altiplano, Fortuna y Abanilla tengan los recursos hídricos necesarios

RDP PP mocioěn Altiplano, Fortuna y Abanilla
RDP PP mocioěn Altiplano, Fortuna y Abanilla
El PP exige al Gobierno que ejecute las infraestructuras que garanticen que el Altiplano, Fortuna y Abanilla tengan los recursos hídricos necesarios

El PP exige al Gobierno que ejecute las infraestructuras que garanticen que el Altiplano, Fortuna y Abanilla tengan los recursos hídricos necesarios 

  1. El Senado aprueba una moción presentada por los senadores del PPRM para poner fin a los problemas de abastecimiento de agua en estos territorios 

 

  1. Antonio Luengo lamenta que “el Ejecutivo de Sánchez conoce perfectamente las necesidades hídricas de Jumilla, Yecla, Abanilla y Fortuna, pero mantiene su castigo a la Región y no impulsa la ejecución de las infraestructuras que solucionarían el problema” 

 

2 de julio de 2024.- El Senado ha aprobado una moción del Partido Popular en la que se exige al Gobierno de España que ejecute las infraestructuras necesarias para que los vecinos del Altiplano (Yecla y Jumilla), Fortuna y Abanilla puedan disponer de los recursos hídricos necesarios.

Los senadores del PP por la Región de Murcia presentaron esta moción para poner fin a los problemas de abastecimiento de agua a los que se enfrentan los vecinos de estos municipios, tanto para consumo humano como para regadío, que hasta la fecha se realiza mediante la utilización en exclusiva de aguas subterráneas.

La dependencia en exclusiva del agua disponible en los acuiìferos de la Comarca y de los procedentes de acuiìferos compartidos con la demarcacioìn del Vinalopoì-Laìlicanti, hace que exista una especial vulnerabilidad a la hora de garantizar su abastecimiento, tanto para el consumo como para el para el desarrollo de las actividades socioeconoìmicas, como la agricultura, la ganaderiìa o la industria.

Además, las posibilidades de desarrollar un crecimiento urbano o la implantación de industrias y servicios de cualquier tipo que requieran la aportación de recursos que superen las actuales dotaciones de agua para uso urbano, están limitadas.

Asimismo, en lo que al sector agrícola se refiere, el problema de escasez y limitación de los recursos existentes “estrangula e impide el desarrollo de un sector fuertemente implantado en la comarca, generador de empleo y actividad económica y que resulta básico para fijar población en la comarca como parte del reto demográfico”, ha asegurado el senador Antonio Luengo.

Por todo ello, el senador ha denunciado que “el Ejecutivo de Sánchez conoce perfectamente las necesidades hídricas de Jumilla, Yecla, Abanilla y Fortuna, pero mantiene su castigo a la Región y no impulsa la ejecución de las infraestructuras que solucionarían el problema”.

El PP reclama que se atiendan las demandas vecinales 

Al hilo, Luengo ha recordado que “simplemente habría que ejecutar aquellas actuaciones que se proyectaron hace más de 15 años, que eran continuación de la conexión Talave-Cenajo, y que garantizaban recursos desde este último embalse hasta el Altiplano”, dando así garantía en la atención a las demandas y contribuyendo a disminuir la presión sobre las masas de aguas subterráneas. 

La Unión Europea ha establecido la fecha de 2027 como el anÞo que debe haberse corregido la sobreexplotacioìn de los acuiìferos adecuando las extracciones a la recarga natural, lo que supone un margen estrecho de tiempo para afrontar esta problemática con soluciones reales. “Antes de 2027 se debe restituir el agua extraída de acuíferos sobreexplotados y la financiación de las infraestructuras hidráulicas es competencia en exclusiva del Gobierno de España”, ha recordado el senador.

En la Región de Murcia se tratan el 99% del agua que llega a las depuradoras. De ahí, el 98% se pone a disposición para su reutilización, en condiciones óptimas para riego, “lo cual demuestra el sobresfuerzo, la implicación y la sostenibilidad de la Región, que durante más de dos décadas da un segundo ciclo de vida al agua”, ha destacado.

Además, “se han invertido más de 1.300 millones en los últimos 30 años para alcanzar estas cotas de excelencia en la gestión del saneamiento y depuración”, para añadir que “todos los municipios han hecho un esfuerzo presupuestario importante para garantizar que sus redes de distribución funcionen perfectamente, para evitar pérdidas y garantizar que se aprovecha hasta la última gota de agua”, ha finalizado Luengo.