El Hospital Virgen de la Caridad de Cartagena recuerda la importancia de una correcta hidratación para evitar golpes de calor

El Hospital Virgen de la Caridad de Cartagena recuerda la importancia de una correcta hidratación para evitar golpes de calor

El Hospital Virgen de la Caridad de Cartagena recuerda la importancia de una correcta hidratación para evitar golpes de calor

  • Los servicios de urgencias aseguran que es importante beber a pesar de no sentir sed así como evitar exposición al sol en las horas centrales

 

Cartagena – 11 de julio de 2023. La ola de calor golpea con fuerza en el sureste de la Región, poniéndola en alerta roja con temperaturas superiores a los 40 grados en varias zonas y llegando a máximas de 42 grados en algunos municipios.

Aunque se prevé que esta ola pase rápido, Virgen de la Caridad quiere recordar una serie de recomendaciones para evitar que las altas temperaturas y la exposición al sol durante estos días de intenso calor afecten a la salud de los pacientes y se pueda disfrutar del verano y de las vacaciones de forma segura y responsable.

“Es importante hidratarse con frecuencia sin necesidad de sentir sed y sin abusar de bebidas con cafeína, alcohol o refrescos. Hay que priorizar estar en lugares frescos, a la sombra o climatizados y evitar la exposición solar y el deporte en las horas centrales del día, entre las 11:00 y las 17:00 horas, y usar ropa ligera, de color claro que permita transpirar” afirman desde el servicio de Urgencias.

Además, desde el servicio de urgencias del Hospital Virgen de la Caridad de Cartagena aseguran que debemos tener cuidado a la hora de exponernos a altas temperaturas ya que, aunque nuestro cuerpo es capaz de autorregularse para adaptarse a estos cambios, si el calor es excesivo o se cumplen una serie de factores de riesgo nuestro organismo se puede ver afectado, por eso debemos ser precavidos para garantizar su correcto funcionamiento.

“Las enfermedades pueden ir desde un simple calambre que nos informa que algo está yendo mal en nuestro cuerpo a patologías algo más graves que pueden llegar a ocasionar un riesgo mayor para la salud como son mareos, aumento de la temperatura corporal seguido de fiebre a pérdidas súbitas de conciencia o el golpe de calor”.

Estas patologías se pueden dar tanto en personas jóvenes, que realizan ejercicio bajo intenso calor y no se hidratan bien, como en niños y ancianos; y en personas que toman ciertas medicaciones, como son los diuréticos o antidepresivos, “ya que estos dificultan los mecanismos reguladores que tiene nuestro cuerpo para que funcione de manera correcta”.

“Otros factores de riesgo, como la obesidad, la diabetes y problemas cardíacos o renales, hacen que a los pacientes les cuesta más regular su temperatura corporal, por eso es importante prevenir este tipo de situaciones que pongan en riesgo la salud de nuestro organismo”.