La Guardia Civil investiga al conductor de un turismo por duplicarla tasa de alcoholemia en la AP-7 a la altura de Cartagena

Control
La Guardia Civil investiga al conductor de un turismo por duplicarla tasa de alcoholemia en la AP-7 a la altura de Cartagena

En la AP-7 Cartagena

La Guardia Civil investiga al conductor de un turismo por duplicarla tasa de alcoholemia

▪ Tras colisionar con la bionda en la vía de acceso a autopista AP-7, perdido un neumático y continuó la marcha durante 20 kilómetros

▪ Se le atribuye la presunta autoría de delito contra la seguridad vial

Murcia, 20 de marzo de 2024. La Guardia Civil de la Región de Murcia ha investigado al conductor de un turismo, al que se le ha instruido diligencias como presunto autor de delito contra la seguridad vial, por duplicar la tasa máxima de alcoholemia. La actuación se inició debido a que el vehículo circulaba sin el neumático delantero derecho, tras haber colisionado con la biondaen la vía de acceso a la autopista.

Los hechos tuvieron lugar en la Autopista AP-7 (tramo Crevillente– Vera), a la altura del km. 786,700 sentido Cartagena, término municipal de Cartagena, cuando una patrulla de Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Cartagena, que se encontraban realizando servicio de vigilancia de la seguridad vial, observaron un neumático sin llanta en el carril izquierdo de la calzada, por lo que se dispusieron a retirarlo para que no obstaculizara la circulación, pudiendo comprobar que dicho neumático aún estaba caliente por el rozamiento, por lo que iniciaron una búsqueda para la interceptación de algún vehículo que circulara sin neumático.

Fue a la altura del km. 794 de la AP-7, cuando los agentes observaron la circulación de un turismo con desperfectos de una colisión y sin el neumático delantero derecho, friccionando la llanta sobre el asfalto.

Una vez dado el alto al vehículo, los guardias civiles apreciaron que, externamente, el conductor aparentaba claros síntomas de haber ingerido sustancias incompatibles para la conducción, por lo que fue requerido para someterse a las pruebas preceptivas de detección de alcohol en las que arrojó resultado positivo de 0,58 y 0,57 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, en sendas pruebas reglamentarias que se le practicaron, duplicando con ello la tasa máxima permitida.

Según se desprende de la manifestación del investigado, la colisión con la bionda se produjo en la carretera N-332 a la altura del km. 38 (Glorieta de acceso a San Pedro del Pinatar), incorporándose a la autopista AP-7 por el km.774,700 sentido Cartagena y circulando por la misma en estas condiciones hasta que perdió el neumático en el km. 786,700, sin desistir de conducir hasta su interceptación ochokilómetros después, recorriendo en total unos 20 kilómetros por autopista en esta situación.

El conductor del turismo fue investigado como presunto autor de delito contra la seguridad vial, por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, al superar las tasas establecidas, siendo puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Cartagena (Murcia), para la celebración del correspondiente juicio rápido.

El artículo 379.2 del Código Penal cita que: El que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro, será condenado con penas de prisión de 3 a 6 meses o con la multa de 6 a 12 meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

La Guardia Civil sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que, de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico, conducen después de haber bebido alcohol o tomado drogas, recordando que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil sigue desarrollando su actividad específica de vigilancia de la seguridad vial durante las 24 horas del día.

Por otro lado, la Guardia Civil de la Región de Murcia apela a la colaboración ciudadana, como ha ocurrido en este caso, para que avisen al teléfono 062 (Guardia Civil) o 112 (Emergencias) o directamente a las patrullas en servicio, cuando se encuentren con situaciones anómalas o maniobras irregulares que den lugar a pensar que los conductores lo hacen bajo la influencia de alcohol o drogas, para evitar fatales desenlaces.