La Guardia Civil investiga a una persona por la muerte de un halcón peregrino en Librilla

INVESTIGADO HALCON MUERTO ALHAMA
INVESTIGADO HALCON MUERTO ALHAMA
La Guardia Civil investiga a una persona por la muerte de un halcón peregrino en Librilla

Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA)

 

La Guardia Civil investiga a una persona por la muerte de un halcón peregrino en Librilla

 

§    En un vuelo de adiestramiento, su propietario le perdió la pista

 

§    El dispositivo de geolocalización, adosado al animal, emitió señal de ubicación en el interior de una finca vallada

 

§    Al parecer, la persona investigada pisó al halcón cuando intentaba atraparlo, lo que pudo causar su muerte

 

 

Murcia, 04 de marzo de 2024. La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado una investigación para esclarecer la muerte de un halcón peregrino en una finca del municipio de Librilla, que ha culminado con la investigación de una persona como presunta autora de delito relativo a la flora, fauna y animales domésticos.

 

La actuación se inició cuando un ciudadano alertó a la Guardia Civil del extravío de un halcón peregrino de su propiedad, cuando se encontraba realizando unas prácticas de adiestramiento en una zona rural del municipio de Librilla.

 

Guardias civiles del SEPRONA se entrevistaron con el propietario del ave que informó de haber localizado su posición, gracias a la señal emitida por el dispositivo GPS adosado al animal, que lo ubicaba en una finca vallada de la zona.

 

Los agentes identificaron a la persona que se encontraba en la parcela el día de los hechos, que entregó a los guardias civiles el cuerpo del halcón peregrino, muerto.

 

De las pesquisas practicadas se conoció que, al parecer, el animal murió cuando esta persona lo pisó mientras intentaba atraparlo.

 

La investigación ha culminado con la instrucción de diligencias por la presunta autoría de delito relativo a la flora, fauna y animales domésticos.

 

Por la facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia se realiza la necropsia para determinar la causa de su muerte.

 

Se trata de un halcón peregrino, criado en cautividad y anillado, cuyo propietario cuenta con el correspondiente certificado CITES.

 

Las diligencias han sido entregadas en el juzgado de Instrucción de Totana (Murcia).