La Policía Nacional desarticula un grupo criminal que tenía como objetivo la apropiación de joyas mediante el “hurto amoroso”

FOTO ARCHIVO COMISARÍA PROVINCIAL ALICANTE
FOTO ARCHIVO COMISARÍA PROVINCIAL ALICANTE
La Policía Nacional desarticula un grupo criminal que tenía como objetivo la apropiación de joyas mediante el “hurto amoroso”

La Policía Nacional desarticula un grupo criminal que tenía como objetivo la apropiación de joyas mediante el “hurto amoroso”

§  Conseguían apoderarse de las joyas que llevaban puestas las víctimas, llegando a usar la fuerza en alguna ocasión cuando la víctima se defendía, o si por otras causas no conseguían hacerse con el botín

§  Se han imputado a los detenidos hasta 16 hechos cometidos a personas de la tercera edad en las ciudades de San Vicente, Alicante, Xiribella (Valencia), Málaga, Alcantarilla y Cartagena (Murcia).

 

 

05-07-2024.- Agentes de la Policía Nacional en Alicante han detenido a tres personas por delitos de robo con violencia y hurto. Los arrestados se dedicaban a sustraer los objetos de valor de personas mayores mediante el conocido modus operandi del “abrazo cariñoso” o “hurto amoroso”.

 

La investigación comenzó cuando se detectaron varios ilícitos cometidos contra personas mayores. Se había detectado una actividad delictiva inusual en varias zonas concretas de Alicante que tenían como un común denominador al tipo de víctima.

 

El ilícito iba dirigido contra personas de avanzada edad, de las cuales aprovechaban su indefensión e inocencia, ganándose su confianza. Mediante abrazos cariñosos, engaños o cualquier otro tipo de estrategia de manipulación, conseguían apoderarse de las joyas que llevaban puestas.

 

Reacción inmediata de la Policía Nacional

 

La Policía Nacional estableció un dispositivo en donde colaboraron de forma estrecha Unidades tanto de Policía Judicial como de Seguridad Ciudadana. Durante las primeras diligencias investigativas realizadas ya se pudieron determinar los primeros posibles sospechosos. En particular se tenían indicios de que los presuntos autores eran ciudadanos de origen rumano, entre ellos dos mujeres jóvenes y un varón.

 

El modus operandi utilizado por este grupo consistía en moverse en diferentes vehículos hasta las zonas de playa y zonas comerciales, a la búsqueda de personas de más de 70 años que llevaran joyas visibles.

 

Cuando habían escogido a su víctima, una de las mujeres o en ocasiones las dos, se acercaban a la persona mayor, y mientras le decían piropos, los manoseaban con la intención de sustraerles todo lo que tuviera de valor. En algunas ocasiones y solo cuando las autoras no conseguían arrebatar las joyas empleando esta pericia tan característica, ya sea porque eran descubiertas o por cualquier otra dificultad, no dudaban en emplear algún tipo de violencia tirando fuertemente del collar, la pulsera o el reloj, sin provocar lesiones de gravedad en sus víctimas.

 

Durante estas maniobras, el varón las esperaba en las proximidades con un vehículo preparado para poder huir lo más rápidamente del lugar. De este modo abandonaban el lugar del crimen con el botín, y antes de que la policía pudiera llegar a alcanzarlos.

 

Localización y detención de los autores

 

En pleno dispositivo, una patrulla de la Policía Nacional consiguió localizar en una zona con características parecidas a las usadas por los delincuentes para elegir sus víctimas, a dos mujeres que rápidamente levantaron las sospechas de los agentes. Las dos se mostraban vigilantes hacia su entorno con movimientos y gestos de búsqueda.

 

Cuando los agentes de la Policía Nacional se mostraron interesados por estas dos mujeres, vieron como un varón que parecía acompañarlas, intentó marcharse del lugar apresuradamente. Fue interceptado por otra patrulla perteneciente al mismo dispositivo, descubriendo que intentaba  huir en uno de los vehículos que estaba directamente relacionado con la investigación.

 

Con todas las pruebas que incriminaban directamente a estas tres personas con los robos, la Policía Nacional procedió a la detención de los tres, comprobando que les constaban requisitorias policiales por otras Comisarías del territorio español, consiguiendo así el esclarecimiento de 16 hechos delictivos a personas de la tercera edad en las ciudades de San Vicente, Alicante, Xiribella (Valencia), Málaga, Alcantarilla y Cartagena (Murcia).

 

Los detenidos, dos mujeres y un hombre de origen rumano, con edades entre los 24 y 30 años, contaban con multitud de antecedentes por hechos similares. Fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Alicante.