Hasta el corazón de África para mejorar la atención sanitaria

DONACIÓN EGS DESFIBRILADORES UGANDA
DONACIÓN EGS DESFIBRILADORES UGANDA
Hasta el corazón de África para mejorar la atención sanitaria

Hasta el corazón de África para mejorar la atención sanitaria

Profesores de la UCAM del ámbito de la salud viajan esta semana de nuevo a Uganda en la expedición humanitaria organizada por la ONG Worldproject, a la que la institución universitaria apoya económicamente 

Murcia, 11/07/2024. Para ayudar a una comunidad a prosperar hay que equiparla de las herramientas necesarias y, sobre todo, enseñarles a manejar estos nuevos recursos. Esto es lo que hacen desde hace cuatro años un grupo de voluntarios, entre ellos varios profesores sanitarios de la Universidad Católica de Murcia en Uganda, a través de la expedición organizada por la ONG Worldporject, con la que la UCAM colabora. El enfermero Manuel Pardo, vicedecano de la UCAM, y Artiom Lijnev, profesordel Grado en Odontología en inglés de la Universidad, parten esta semana al país africano junto al resto de miembros de la expedición para ofrecer de nuevo asistencia sanitaria gratuita a pacientes de la zona y formación a los profesionales, con los que no pierden el contacto durante todo el año para resolver las dudas que les surgen en el día a día con sus pacientes.

Como novedad, en esta ocasión incorporarán nuevos recursos sanitarios a la clínica, ampliarán su cartera de servicios y mejorarán la atención dental, además de incrementar las actividades en la comunidad, intentando que el equipo sanitario pueda desplazarse a los domicilios de los pacientes con movilidad reducida. 

Durante los primeros años, los voluntarios equiparon una ambulancia y un centro hospitalario que ofrece atención sanitaria a los cerca de 15 mil habitantes de la zona de Kikaya, en cuya financiación ayudó la UCAM, que además durante la pasada expedición a la zona donó cuatro gafas de realidad virtual al personal de la clínica, lo que ha permitido continuar con la formación de manera virtual.

Asimismo, en esta nueva misión de cooperación se repondrán los desfibriladores instalados tanto en el centro médico como en la ambulancia, gracias a la donación realizada por la empresa EGS Emergency Global System.

“La clínica ya está consolidada. Ahora vamos un paso más, realizando educación para la salud, con medidas preventivas y, no solamente reactivas, para tratar la enfermedad antes de que aparezca”, afirma Manuel Pardo.