Polideportivo

El UCAM Murcia se queda sin playoff tras caer ante Casademont Zaragoza en la última jornada (72-77)

El UCAM Murcia se queda sin playoff tras caer ante Casademont Zaragoza en la última jornada (72-77)

Qué mejor ‘fin de fiestas’ para el UCAM Murcia que jugándose el playoff, en casa y ante la afición murciana. Una despedida a la altura, con un Palacio lleno casi hasta la bandera y ante un Casademont Zaragoza en serio peligro de descenso. Los maños llegaban a Murcia en puestos de descenso, tras caer en los últimos 3 encuentros y con la necesidad de ganar para salvar la categoría. La ansiedad y los nervios frente a las ganas de un equipo y una ciudad por quedar entre los 8 mejores de la competición para completar una de las mejores temporadas de la historia.

Y una vez más, tras 33 jornadas, Sito Alonso repetía su quinteto estrella -Taylor, Davis, Rojas, Webb y Lima- para un encuentro que el emperador Augusto César Lima se encargaba de inaugurar. Sin embargo, los zaragozanos salían con las ideas muy claras, con mucho acierto y un juego dinámico que colocaba las primeras ventajas del partido a su favor (6-10). La intensidad defensiva y el juego lo ponía Zaragoza ante la mirada de los más de 6000 murcianos presentes en el Palacio. Lima, con 6 puntos, sacaba la cara en un desastroso comienzo local, que veía como los visitantes se iban más allá de la decena con Radoncic (8) y Mekowulu (8) intratables (10-23). No obstante, jugar en el Palacio tiene su miga y la segunda unidad universitaria saca el carácter y la garra para rebajar la renta y finalizar el primer cuarto a solo 6 puntos (17-23).

El ex UCAM Murcia Dino Radoncic (10) seguía haciendo trizas a la defensa murciana, muy pasiva y desconocida tras los primeros 15’ de juego (19-29). Sito movía el banquillo en busca de soluciones, pero el hambre y las ganas llegaban desde el lado zaragozano, provocando el desconcierto entre la afición. La superioridad visitante no solo se plasmaba en el juego y en el resultado, también en una faceta en la que el UCAM Murcia suele ser dominante: el rebote (17 a 7). Pero en estos casos, la experiencia suele ser un grado. Y así lo plasmaba Kostas Vasileiadis, que salía a pista para inyectar energía a un conjunto murciano desangelado. Los 7 puntos del griego, la aparición de Webb desde el 6,75 y los errores maños permitían que la renta bajase de la decena en muy poco tiempo, llegando al descanso a solo dos puntos (33-35).

El paso por vestuarios no sentaba bien a los universitarios que, una vez más, se veían superados en ideas e intensidad. Waczynski (12), Mekowulu (12) y Radoncic (10) seguían campando a sus anchas por la zona y fuera de ella, volviendo a colocar la renta en +8 a favor de Casademont Zaragoza. Sin embargo, lo que más desesperaba a la afición murciana era la pasividad en el rebote, totalmente dominado por el conjunto maño. Davis y Webb lo intentaban, pero la defensa no llegaba y Zaragoza seguía metiendo el dedo en la llaga ante los pitidos de la afición murciana (44-58). Sito, desesperado y superado por el planteamiento de Sakota, tiraba de Malmanis y Vasileiadis en busca de una reacción que no llegaba y que ponía al UCAM Murcia contra las cuerdas a diez minutos para el final (42-55).

Los locales lo intentaban, pero la remontada no llegaba y el inicio del último periodo no podía ser peor para los murcianos, sufriendo dos triples seguidos que ponían el +16 a favor de los zaragozanos. Un mazazo importante para los murcianos, que seguían sin poder acortar diferencias de ninguna de las maneras. Taylor, Lima y Czerapowicz, ausente en el tercer periodo, sacaban la cabeza para un UCAM Murcia que sacaba el carácter y colocaba el -11 a falta de cinco minutos para el final (59-70). McFadden desde su casa y Taylor, tras robo, dejaban solo +6 a Zaragoza a menos de tres minutos para acabar. El Palacio se venía abajo, pero los nervios no llegaban a Zaragoza que, con un triple de San Miguel y tres tiros libres de Kilpatrick, parecía cerrar el encuentro y la salvación. No obstante, McFadden y Webb, con dos triples seguidos en menos de veinte segundos, dejaban el marcador en solo 3 puntos a 30 segundos para acabar. Pero Kilpatrick no fallaba desde el 4.60 y el triunfo y los playoff se escapaban para un UCAM Murcia que, de ganar, se hubiese clasificado entre los 8 mejores de la competición al caer Gran Canaria frente al Real Madrid (72-77). Vasileiadis, con 14 puntos y 18 de valoración y Webb, 13 puntos, 9 rebotes y 19 de valoración, los mejores del cuadro local.

Foto Javier Bernal ImQuality

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba