Fútbol Sala

La Liga de fútbol sala se retrasa en su comienzo sin que exista aún una fecha definida

 

Con el objetivo de potenciar el Fútbol Sala nacional y todos los agentes derivados del mismo, la Real Federación Española de Fútbol ha desarrollado hoy, 13 de agosto, las reuniones telemáticas con las Juntas de Primera y Segunda División Masculina. Los puntos tratados han sido los siguientes:

  1. Constitución formal de las Juntas de División
  2. Puesta en común de los aspectos relacionados con la Competición (Normas y Calendarios).

Constitución de las Juntas

De este modo, y una vez aprobados los Comités Profesionalizados y sus normativas, las categorías élite del Fútbol Sala han constituido, de manera oficial, sus Juntas para la temporada 2020/2021. Con ello, los equipos han validado sus respectivas Actas Número 1 en relación al desarrollo y punto de partida de estos nuevos organismos, los cuales quedarán integrados por todos los equipos de las categorías mencionadas.

Las Juntas, a las que se les informará de todo lo asociado con la competición, tendrán la autoridad para proponer, debatir y emprender

Aspectos de la Competición

En un interacción directa e individualizada con los clubes de cada categoría, la RFEF ha puesto en común los aspectos base de la competición, sus normas y calendarios.

Normas: En cuanto a la regulación del campeonato, la institución ha diferenciado entre las normas habituales, comunes a todas las temporadas, y las normas específicas, enfocadas a minimizar el impacto de la pandemia con el desarrollo de los campeonatos. Por ende, las normas habituales se enviarán a los clubes junto a un borrador de las normas específicas. Su objetivo, más allá de configurar unos protocolos de actuación, reside en la puesta en común con los clubes de las ideas propuestas.

Siempre y cuando se garantice la seguridad sanitaria y jurídica de clubes y sus representantes, la RFEF tiene la intención clara de empezar las competiciones lo antes posible

Calendarios: Durante las reuniones acometidas, la RFEF ha expresado su deseo único de empezar las competiciones en las fechas más cercanas posibles, si bien su inicio está coordinado con dos aspectos indivisibles: las medidas de seguridad sanitaria y las medidas de seguridad jurídica.

Así, la Real Federación Española de Fútbol ha confirmado que el trabajo de garantías sanitarias está desarrollado desde hace semanas, y que fue puesto en marcha con los encuentros que concluyeron la anterior campaña. El retraso del inicio de la competición, por tanto, se debe a la falta de seguridad jurídica para los clubes en relación al desarrollo de entrenamientos, viajes y uso de las instalaciones. La RFEF, en su afán por proteger y salvaguardar los intereses de todos los equipos, entiende que no se pueden empezar las competiciones hasta que el marco jurídico esté bien definido por parte de las autoridades competentes, impidiendo así que se puedan emprender, ante cualquier incidencia, acciones legales y contra el patrimonio de los clubes y sus representantes.

La Federación se reunirá el próximo miércoles 19 de agosto en el marco del grupo de trabajo específico con el CSD para desarrollar un protocolo que garantice unas condiciones legales óptimas

Cabe destacar que el inicio de la competición arrancará una vez que el Gobierno garantice la seguridad jurídica a través del protocolo demandado. Cuándo esto quede oficializado y publicado, se llevarán a cabo 30 días de preparación antes del inicio de las competiciones regulares (sujeto, siempre, a que las Juntas de los Clubes no establezcan, de mutuo acuerdo, otro intervalo de tiempo).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar