Actualidad

La ZAL de los Camachos arranca con la solicitud de licencia del Nuevo Centro Integral del Transporte y del Depósito Franco

Las primeras licencias para la instalación de diferentes servicios en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Los Camachos ya están llegando a la concejalía de Urbanismo, con lo que se pone en marcha esta demandada infraestructura. En concreto, ya se ha solicitado el permiso para la construcción del Nuevo Centro Integral del Transporte y del Depósito Franco.

El presupuesto de estas obras, que se van a ejecutar en dos fases, es de ocho millones de euros, y se realizarán en el sector 1 de la ZAL de Los Camachos, cuya superficie total es de 166.152,13 m2 , y se encuentra situada junto al enlace entre la autovía CT-32 y la carretera autonómica RM-F39.

El desarrollo de la Zona de Actividades Logísticas de Los Camachos es fundamental para que nuestro municipio continúe creciendo como polo industrial, comercial y de servicios dentro de la Región y del país. Las instalaciones existentes se han quedado pequeñas y obsoletas y debemos adaptarnos a los nuevos tiempos, mejorando nuestra oferta de servicios y de infraestructuras. Sin lugar a dudas, esta es una muy buena noticia para empezar el año. Desde la concejalía de Urbanismo haremos todo lo que esté en nuestras manos para tramitar la licencia con la mayor celeridad posible”, ha destacado la vicealcaldesa y concejala de Urbanismo, Ana Belén Castejón.

La primera fase de los trabajos contempla el desarrollo de 25.000 metros cuadrados de la instalación para el Centro de Transportes. El resto de superficie se ocupará en la segunda fase para la instalación del Depósito Franco, que tendrá 39.013,62 metros cuadrados.

El primer proyecto contempla la construcción de áreas provisionales para el estacionamiento de vehículos pesados y ligeros, con una superficie total de 20.921,95 m 2, para 107 plazas de aparcamiento.

Se proyecta también la construcción de un edificio administrativo del Centro de Transportes, con una superficie útil de 646,26 metros cuadrados. La planta baja dispondrá de áreas comunes, aulas de formación, salón de actos, aseos con duchas y vestuarios. En la planta primera se ubicarán las oficinas de las empresas de transporte con la posibilidad de compartimentación en función de las necesidades de éstas.

También se proyecta una estación de servicio que contará con una superficie de campa total de 2.417 metros cuadrados, adaptada a vehículos industriales en régimen de autoservicio.

Esta primera fase tiene un presupuesto total de 2.475.530,82 euros y un plazo de ejecución de 14 meses

La segunda fase contempla la ampliación de las zonas de aparcamiento, que finalmente contará con una superficie total de 8.514 metros, con 179 plazas para vehículos pesados y 232 para vehículos ligeros. El acceso tendrá un control de accesos con caseta para el personal de seguridad, barreras automáticas y torniquetes para peatones. Además, se dispondrá de barrera automática para el área de aparcamiento de vehículos ligeros.

También incluirá la construcción del edificio administrativo del Depósito Franco, que tendrá una planta, con tres despachos, sala de juntas y/o formación, archivo, sala control y vigilancia, zona de equipamiento informático y dos baños, con una superficie útil total de 179,75 metros cuadrados.

Asimismo, se habilitará un taller mecánico para vehículos, con una superficie total construida de 494 metros cuadrados; un lavadero de camiones y una nave de almacenamiento de 4.200 metros cuadrados con cámara frigorífica, almacenamiento de mercancía general y almacenamiento de graneles sólidos.

El presupuesto de esta segunda fase es de 5.548.791,20 euros y el plazo de ejecución es de 18 meses.

El Depósito Franco de Cartagena lleva casi 40 años en funcionamiento, permitiendo beneficiarse a multitud de empresas de las ventajas fiscales, de almacenaje y demás servicios derivados del comercio internacional de mercancías.

La superficie total actual del Depósito Franco de Cartagena alcanza los 16.200 metros cuadrados, que se reparten de la siguiente manera: 4.200 metros cuadrados de almacenaje cubierto, 6.000 metros cuadrados de almacenaje descubierto, y 6.000 metros cuadrados de zona de ampliación.

La ocupación de los almacenes del Depósito Franco entre 2015 y 2017 fue del 100%, al igual que la del centro de transporte. Todo esto viene a demostrar que la instalación se ha quedado pequeña. Existe un clamor social por parte de empresarios y otros agentes sobre la saturación de la instalación y la necesidad de que el traslado se haga efectivo lo antes posible porque el mercado demanda más plazas para que estacionen camiones, oficinas, despachos y más servicios logísticos complementarios. Por eso estas obras son fundamentales”, ha precisado Castejón.

 

Multimedia.


Volver al listado

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba