Actualidad

Repsol y el BEI firman un préstamo de 120 millones de euros para financiar la primera planta de biocombustibles avanzados en España

 

Repsol y el BEI firman un préstamo de 120 millones de euros para financiar la primera planta de biocombustibles avanzados en España

– El BEI apoya la construcción de una innovadora planta de biocombustibles avanzados en Cartagena (España), respaldando así la estrategia de descarbonización de Repsol.
– El proyecto de Repsol está plenamente alineado con el European Green Deal, REPowerEU y el paquete Fit for 55 y contribuirá a aumentar la seguridad energética al reducir la depen- dencia de la Unión Europea de las importaciones de combustibles fósiles.
El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha concedido un préstamo de 120 millones de euros a Repsol para apoyar la construcción y explotación de la primera planta de producción de biocombustibles avanzados en Cartagena, (Región de Murcia). En su transición hacia una economía más circular, la planta producirá biocombustibles de segunda generación y avanzados a partir de diferentes tipos de residuos, como aceites de cocina usados y otros procedentes de la industria agroalimentaria. Las obras de construcción comenzaron en marzo de este año y está previsto que finalicen en el segundo semestre de 2023.
Mientras que los biocombustibles de segunda generación se derivan de una amplia gama de residuos biogénicos que incluye los aceites de cocina usados, ciertas grasas animales y aceites vegetales que no pueden servir como alimento o que proceden de cultivos que no compiten con la alimentación, los biocombustibles avanzados se producen específicamente a partir de un subconjunto de materias primas biogénicas enumeradas en la Parte A del Anexo IX de la directiva REDII.
Estos biocombustibles son una solución sostenible para todos los segmentos de la movilidad, especialmente para aquellos que actualmente no tienen otra alternativa para descarbonizar su actividad, como el transporte marítimo, de larga distancia por carretera o la aviación. Además, pueden reducir las emisiones netas de CO2 entre un 70% y un 90% en comparación con los combustibles tradicionales a los que sustituyen. La financiación del BEI también irá destinada a programas de investigación de tecnologías avanzadas en biocombustibles llevados a cabo en el Repsol Technology Lab en Madrid.
La planta se ubicará dentro de las instalaciones del complejo industrial de Repsol en Cartagena, Región de Murcia – zona de cohesión de la Unión Europea. La planta procesará 300.000 toneladas anuales (tpa) de residuos lipídicos para la producción de hasta 250.000 tpa de biocombustibles de segunda generación y/o avanzados para el sector del transporte.
Durante el acto de firma, celebrado en Madrid, el Vicepresidente del BEI, Ricardo Mourinho Félix, declaró: «El BEI está comprometido con la financiación de la transformación sostenible, el uso de fuentes de energía alternativas y programas de investigación innovadores en toda Europa. El préstamo del BEI contribuye a la estrategia de Repsol de transformar su modelo de negocio y su estrategia de descarbonización. Nos complace apoyar a empresas como Repsol que están dando pasos hacia la descarbonización de la actividad empresarial y el fortalecimiento de la resiliencia frente al cambio climático”.
Antonio Lorenzo, Director General Financiero de Repsol, explicó: «Estamos orgullosos de ser la primera compañía del sector en obtener este tipo de financiación, fruto de nuestro compromiso con el desarrollo de proyectos pioneros para apoyar una transición energética rápida, eficaz y justa”.»
Menor dependencia de la UE de las importaciones de combustibles fósiles
Esta innovadora planta contribuirá al desarrollo de combustibles bajos en carbono que se utilizarán en sectores difíciles de descarbonizar y de electrificar. El proyecto está plenamente alineado con el European Green Deal y el paquete Fit for 55 y apoyará la seguridad energética, reduciendo la dependencia de la Unión Europea de las importaciones de combustibles fósiles. El plan de descarbonización de Repsol destinará 6.500 millones de euros a iniciativas bajas en carbono en el periodo 2021-2025 (35% de la inversión total). La financiación del BEI para apoyar su transformación sostenible está en línea con la contribución del BEI a REPowerEU, recientemente aprobada por el Consejo de Administración del BEI.
Objetivo cero emisiones netas de Repsol
Repsol fue la primera compañía de su sector en comprometerse a alcanzar las cero emisiones netas en 2050 y está implementando una ambiciosa estrategia de descarbonización, en línea con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.
La hoja de ruta de la compañía incluye objetivos de reducción del Indicador de Intensidad de Carbono del 15% en 2025, del 28% en 2030 y del 55% en 2040.
Histórica relación con Repsol
El Banco de la UE mantiene una longeva colaboración con Repsol y ha financiado más de diez operaciones de la compañía desde su primer acuerdo en 1988, poco después de la adhesión de España a la CEE.
El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es la institución de financiación a largo plazo de la Unión Europea cuyos accionistas son sus Estados miembros. El BEI facilita financiación a largo plazo en favor de inversiones sólidas con el fin de contribuir al logro de los objetivos de la política de la UE. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) otorga préstamos a largo plazo en nombre de la Unión Europea.
El BEI y la seguridad energética
Durante la última década, el Grupo BEI ha canalizado casi 100.000 millones de euros hacia el sector energético de la UE. Estas necesarias inversiones están ayudando ahora a Europa a superar la crisis provocada por el recorte repentino del suministro de gas ruso. Solo en los nueve primeros meses de este año, el apoyo financiero suscrito por el BEI alcanzó un total de más de 8.300 millones de euros destinados a proyectos de eficiencia energética, energías renovables, electricidad y almacenamiento dentro de la UE, contribuyendo así a reforzar la resiliencia de la economía europea.

 

En octubre, el Consejo de Administración del BEI decidió elevar los volúmenes de financiación para energías limpias del Grupo a niveles sin precedentes en apoyo del objetivo del plan REPowerEU, que tiene como objetivo poner fin a la dependencia de Europa de las importaciones rusas de combustibles fósiles. En los próximos cinco años, se invertirán otros 30.000 millones de euros más, que se añadirán al ya sólido apoyo del BEI al sector energético en la UE. Se estima que el paquete específico de REPowerEU movilizará 115.000 millones de euros suplementarios en inversiones adicionales de aquí a 2027, lo que contribuirá sustancialmente a la independencia energética de Europa y al objetivo del Grupo BEI de movilizar 1 billón de euros durante esta década para la financiación de la lucha contra el cambio climático.
Puede obtener más información sobre el apoyo del BEI al sector de la energía aquí y sobre los últimos proyectos energéticos que ha financiado aquí.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba