Rincón literario dominical

Rincón Literario de Paco Marín: “El estafador”

TÍTULO:     El estafador

AUTOR:      Guillem Sánchez Marín

EDITA:       Península (2021)

Encuadernación: Rústica con solapas. Tamaño: 14 x 22 cm. Número de páginas: 224. PVP: 17,90 €. ISBN: 978-84-9942-975-5

“El estafador” es el ejemplo perfecto de como convertir una serie de crónicas periodísticas en un relato continuado… absorbente, imposible dejar de leer, en muchos momentos nos deja con los ojos en blanco pensando si lo que tenemos delante es real o ‘ciencia ficción’. Recoge una pizca de misterio, una pizca de mala conciencia, un mucho de desvergüenza y de cara dura. Víctimas a tope… en muchos momentos me he preguntado y me sigo preguntando: ¿Quién es más culpable en una estafa: el estafador o el estafado? Pudiera parecer que ‘el estafador’ fuese un personaje irresistible, más, al profundizar vemos claramente que toda la vida de Francisco es una grandísima mentira… cuyas garras atrapan, con cantos de sirena, a muchas personas, quiero creer, despistadas.

 

En 2017, David entabla relación con una chica de Barcelona a la que a los pocos días acaba estafando ochocientos euros con la promesa de un viaje juntos. David, como así se hacía llamar Francisco Gómez Manzanares, es un tipo carismático, con don de gentes, seductor, que dice tener buenos contactos y que se hace pasar por sargento de Salvamento Marítimo. La denuncia por ese pequeño fraude acaba destapando un caso sin precedentes: el de un profesional del engaño que ha ido acumulando más de cincuenta denuncias y un montante aproximado de tres millones de euros estafados por toda la geografía española.

Siguiendo la trayectoria vital de este estafador, Guillem Sánchez, premio Ortega y Gasset de periodismo, construye una obra que nos sumerge en una España de pelotazos urbanísticos, máquinas tragaperras, adoración por el éxito y obsesión por las apariencias de las redes sociales. Un viaje al dolor real de las estafas sentimentales y un intento de ahondar en un personaje tan perturbador como fascinante.

Guillem Sánchez Marín (Gerona, 1981) fue galardonado con el premio Ortega y Gasset de periodismo por haber destapado el encubrimiento de varios casos de pederastia en los colegios de los Maristas. Actualmente es periodista de sucesos de El Periódico de Catalunya. Antes trabajó como redactor de sociedad en la Agència Catalana de Notícies(ACN) durante ocho años. Es profesor asociado de Periodismo en la Facultat de Comunicació i Relacions InternacionalsBlanquerna desde 2010 y durante cuatro años ejerció de consultor en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Asimismo, es doctor en Periodismo por la Universitat Ramon Llull. La investigación académica de su tesis doctoral ha sido publicada por la editorial UOCPresscon el título La polivalencia periodística de las agencias de noticias, y en 2017 publicó el libro Crónica del caso Maristas.

Conversación muy interesante con Guillem Sánchez Marín… Gracias…

P.- Por favor, presente a Guillem Sánchez.

R.- Soy periodista de sucesos desde hace más de diez años. Y desde hace más de cinco,trabajo en El Periódico. Me gusta cubrir estos asuntos, cuentan mucho más de nosotros de lo que la gente cree.

P.- ¿Cuándo, cómo y por qué nace “El estafador”?

R.- Los Mossos d’Esquadra comunican en marzo de 2017 que han arrestado a un estafador que fingía ser sargento de Salvamento Marítimo y miembro del cuerpo técnico del F.C.Barcelona para engañar a varias mujeres con viajes, casas y bonos. Me atrapó la historia de un tipo que interpretaba profesiones para seducir y para estafar. Con el paso del tiempo, al hablar de las víctimas, descubrí el lado oscuro de las estafas sentimentales que cometía. Fue entonces cuando me di cuenta de que como sociedad no empatizamos con las víctimas de este tipo de engaños, sino que lo hacemos con el hombre que las ha engañado, maltratado, anulado y arruinado. Ese era un buen motivo para hacer un libro.

P.- ¿Ha conocido a muchos estafadores?

R.- He conocido a muchas víctimas de estafadores. Todas tienen algo en común: se sienten tremendamente avergonzadas y juzgadas socialmente.

P.- A su juicio, en una estafa ¿quién tiene más culpa, el estafador o el estafado?

R.- El estafador. Defender lo contrario sería tanto como culpar al ratón de morder el queso de la trampa o al pez de morder el gusano del anzuelo.

P.- Las personas estafadas con las que contactó y no quisieron hablar, lo hacían ¿por miedo, por vergüenza, por…?

R.- Por vergüenza.

P.- ¿Ha podido hablar con Francisco Gómez Manzanares, el estafador?

R.- Lo intenté enviándole cartas a la prisión, a través de sus abogados y a través de su entorno. Rechazó todas las peticiones que le hice llegar para que diera su versión de la historia. No quería escribir un libro sobre él sin tenerla. Creo que el libro ha logrado sortear ese obstáculo. Ha sido, como tantas otras cosas, gracias a sus víctimas.

P.- ¿Qué le fascinó de Francisco para llegar a escribir un libro?

R.- Su capacidad de entablar relaciones sentimentales con el único propósito de estafar. Es decir, de estafar a sangre fría, de intimar sin sentir compasión. Me fascinó y me horrorizó a partes iguales. Un estafador trata de mantener el mínimo contacto con su víctima para no empatizar con ella. Este estafador, sin embargo, no tenía miedo de mantener ese contacto, incluso durante meses y años, y, llegado el momento, estafaba a las que eran sus parejas y desaparecía. No dudaba. No mostraba ningún grado de empatía hacía personas que se habían enamorado de él, que creían que era su pareja. Es terrible lo que hacía. ¿Cómo era capaz de actuar así?

P.- Es el guion perfecto para una película ¿ha tenido alguna propuesta para llevarla al cine o realizar una serie televisiva?

R.- Ha habido productoras interesadas. De momento, no hay nada cerrado.

P.- Un estafador ¿es un enfermo o un caradura sin sentimientos?

R.- Creo que es lo segundo.

P.- Como lector ¿cuáles son sus géneros y autores favoritos?

R.- Las novelas policíacas. Enric González y Javier Cercas.

P.- Y, para leer, prefiere: ¿libro electrónico, papel o audio libro? 

R.- Papel

P.- ¿Qué está leyendo en estos momentos? Recomiende, por favor, un par de títulos.

R.- Tengo en la mesita de noche pendientes de leer los últimos de Eduardo Mendoza y de Manuel Jabois.

P.- ¿Tiene manías a la hora de escribir?

R.- Soy periodista y me toca escribir todos los días desde donde puedo. Tengo pocas manías.

P.- Venda su libro ¿por qué hay que leer “El estafador”?

R.- Es interesante conocer la historia de un hombre que hizo del engaño su forma de vida, tratar de comprender por qué eligió ese camino. También lo es escuchar a las mujeres a las que arruinó económica y emocionalmente, descubrir qué son en realidad las estafas sentimentales y por qué este impostor no era un don juan sino alguien que las odiaba.

P.- ¿Cómo está toreando al bichito Covid-19? Sus planes a corto y medio plazo ¿son?  

R.- Deseando cada día que llegue el fin de la pandemia, echando mucho de menos la vieja normalidad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba