Desde la Barrera

Diego San Román, Alejandro Mora y Santiago Esplá, derroche de entrega y valor en Calasparra por Pepe Castillo

La terna por encima de los complicados y descomunales novillos de El Puerto de San Lorenzo en la primera de Calasparra

Novillada muy seria de presentación de El Puerto de San Lorenzo, complicada, exigente y con serio peligro.

 

Fuente : www.torosnoticiasmurcia.com

CALASPARRA (Murcia). Martes, 3 de setm. 2019. – Primera de Feria Taurina del Arroz – Por PEPE CASTILLO ABREU. Fotos: TNM. Los serios novillos-toros de El Puerto de San Lorenzo no dieron opciones a una terna que estuvo por encima de sus oponentes en todo, y que no escatimó esfuerzos ni ante lo imposible, ni ante el serio riesgo de estar delante con verdad. Muy complicado encierro en general, peor lote se llevó el debutante con caballos Santiago Esplá que convenció y mereció que la entendida afición calasparreña le ovacionara; se lució el joven dinástico Esplá con alto riesgo y exposición en banderillas en su lote, puso la plaza en pie con cerradas ovaciones. La tarde habría sido distinta de haber dado opciones los de El Puerto, se habrían cortado trofeos con alguna puerta grande incluida. La otra parte decepcionante fue la entrada, escasa media plaza.

Diego San Román se lucio al recibir a su primero y abrochó con una media de sabor. Dejo constancia de su excelente corte y concepto ante un oponente justo de fuerza. La faena estuvo condicionada por el novillo que fue imposible por el pitón derecho y solo se dejó con muletazos largos al natural, prolongó y se expuso en el cierre por bernadinas ajustadas. Tras pinchazo, entera siendo ovacionado. El méxicano que esta muy cuajado volvió a lucirse con el capote en el cuarto. En los medios comenzó la faena con cambiado por la espalda y pases por alto, la faena tuvo buen inicio por el pitón derecho, el novillo se puso muy complicado, insistió San Román pero fue imposible, prolongó innecesariamente la faena, desacertado con la espada sonó un aviso.

Alejandro Mora mostró muy buenas maneras en su primero, su tio el maestro Juan Mora presenció el festejo desde un burladero, el joven Mora mostró buenas condiciones durante toda la lidia, firmó muletazos sueltos por ambos pitones de buen trazo y composición. Cobró estocada en buen sitio, fue ovacionado saludando en el tercio. En su segundo, el recibo fue imposible, accidentado fue el tercio de varas, por dos veces descabalgó al picador sin consecuencias, destacar la decidida y valiente actuación de los monosabios para hacer sendos quites de peligro al caballo. Las complicaciones fueron a más en el segundo tercio, los banderilleros pasaron serios apuros y momentos muy comprometidos para parear. Y de mayor riesgo fue la faena de muleta con un burel que acusó querencias. Mora intentó desengañarlo y se lo llevó a los medios, ligó buenos muletazos con firmeza y mando. Pudo haber paseado trofeo de acertar con la espada.

Santiago Esplá, con su padre el maestro Juan Antonio Esplá en el callejón, convocó a la prensa especializada alicantina y a muchos paisanos en los tendidos; novillero muy nuevo y no muy placeado, por lo que siendo su debut con picadores, ante tan seria y complicada novillada que estaba saliendo, era normal que entre los más cercanos hubiera natural preocupación. Y el debutante con los del castoreño sorprendió por frescura, desparpajo, decisión, recursos y un valor seco sabiendo lo que hacía. Vibrante y muy aplaudido fue el recibo al serio y complicado primero de su lote, las verónicas calaron en los tendidos. Ya había recordado la impronta y la tauromaquia de la gran Dinastía a la que pertenece con el capote; en banderillas con este complicado novillo que lo puso en apuros tuvo decisión y arriesgó con serio peligro ante un oponente que daba derrotes secos dejando los pitones muy cerca de su rostro, recordó la facilidad y la gracia con los palos de su padre y su tio Luis Francisco. Especial brindis en el novillo de su debut con caballos a su padre Juan Antonio Esplá que no salió del callejón, y emotivo fue el profundo abrazo de padre e hijo, de ”torero a torero”.  En la muleta hizo un elogiable esfuerzo ante uno de los más serios y más complicados novillos de la tarde, pero no tenia material de opciones para nada. Tras despenar escuchó una muy merecida ovación saludando en el tercio. El que cerró plaza fue otro muy serio y hondo novillo, el más complicado y querenciado de la tarde, pronto se fue a tablas y buscó toriles. Gran tercio de varas a cargo de José María Tafalla ”Remache” que escuchó una prolongada gran ovación tras el preceptivo saludo de despedida al Palco, y que correspondió a los aficionados castoreño en mano. Volvío a estar Santiago Esplá decidido, resuelto y personalísimo en el recibo, y nuevamente estuvo espectacular en banderillas, la plaza volvió a tributarle una gran ovación que saludó en los medios. Los pares de banderillas de poder a poder fueron realmente emocionantes por su extrema verdad y pureza, bellos en su ejecución desde el inicio hasta el momento culmen del embroque; en el sexto la enjuta figura de Santiago Esplá frente a ”Caraserio”eran propiamente ”David contra Goliat” por el imponente volumen del novillo y sus espeluznantes ofensivos puñales, al final, hubo momentos de serios apuros cuando en un intento de alarde, adorno, tras el último par este astado le ganó la partida y lo puso en aprietos en una carrera interminable y desesperada hasta alcanzar un burladero. Este sexto de El Puerto fue el garbanzo mas negro del encierro, el novillo se rajó a las primeras y se enculó en toriles, no cejó Esplá en intentarlo y le arrancó algunos medios muletazos, pero no hubo forma el novillo daba topazos rajado, rendido. Lástima que la tarde quedara condicionada con unos novillos que solo tuvieron seria presencia de toros, con cara y astifina ante los que los esfuerzos no tuvieron posible recompensa para ninguno de los actuantes.

FICHA: Novillos-Toros de El Puerto San Lorenzo, muy serios de presentación, astifinos, complicados y muy exigentes, peores tercero y sexto. DIEGO SAN ROMÁN, ovación con saludos y silencio (aviso). ALEJANDRO MORA, ovación con saludos con leve petición y ovación con saludos (aviso). SANTIAGO ESPLÁ, ovación con saludos y un inmerecido silencio. Entrada: Media plaza.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar