Opinion_Actualidad

“Unos sí y otros no”

Y con esto poco a poco empezó este año 2.021. poco a poco y con la extravagante y ridícula presentación de A-3 y su presentadora, que por mucho menos las azafatas de la fórmula 1 o de la vuelta ciclista se quedaron sin trabajo, además de llevárselo calentito y cobrando el doble que su partenaire masculino, que el pobrecito se tuvo que conformar con menos emolumentos por no enseñar carne. Si es así como entienden el feminismo, yo prefiero quedarme como estaba.

Y así las barbaridades, antojos y diferencias no solo se quedan en la “bien pagá entreteta” de la Pedroche; los de la casta, también se corren sus juergas mientras nos mantienen en toque de queda, y un osado -y seguro que fachoso- árbol que no cumplía dicha norma se interpuso a las tres de la mañana, delante del morro del lujoso 4×4 de un director general de podemos, que en cuanto pudo liberarse del airbag, en vez de esperar a la policía, se hizo una quitada de en medio, no vaya a ser el diablo que el coche patrulla llevara un alcoholímetro.

¡Pero qué le vamos a hacer! Así son estos chicos, como sus jefes, que por un lado dicen que el insulto es lícito y por otro luchan junto con la fiscalía para que los que le llaman “garrapata” y “chepas” sea constitutivo de delito y vayan a prisión, para eso quieren controlar el Poder Judicial ¡Pero que “PODEMOS” esperar de los que “se las toman” con los del tiro en la nuca! Pues clara y sencillamente y sin que lo extraigamos de sus grupos de WhatsApp, que si pudieran nos fusilaban a unos cuantos millones, como ya hicieron sus antecesores por todo el mundo, dejando en mantillas a otros tiranos exterminadores, pero que cuyos poderes fácticos ya se encargaran muy bien de decir lo contrario, bien sea con leyes de “memoria histérica”, bien sea “depurando” (una palabra que les encanta) a quien ocupando un puesto funcionaríal rememore -que no celebre- el pasado histórico que no les guste -como le ha pasado al jefe de estudios de la Escuela de Especialidades de La Armada en El Ferrol-, o bien sea con el adoctrinamiento escolar, empezando por erradicar hasta el idioma.

Ya vemos como se las gastan los de la casta y su cómplice y colaborador necesario.

Y no se crean ustedes que aquí lo único que sube son los sueldos de los políticos; también suben los carburantes, la cuota de autónomos, los seguros de hogar, las bebidas azucaradas, el IBI y el gas de calefacción ¡Ah bueno, se me olvidaba! Y un 0,9% los sueldos de funcionarios y pensionistas, es decir, menos de un euro para la mayoría.

Y de este modo, el cómplice y colaborador necesario para que esto ocurra, es decir el Presidente del Gobierno –Pinocho según las malas lenguas- va y se tira el moco de que está rebasando sus promesas electorales, quizá porque no asome el pico por las colas del hambre, o por esconder los más de 70.000 muertos no reconocidos por él, en la peor gestión sanitaria del mundo civilizado, aunque sí por el Instituto Nacional de Estadística o el Carlos III, entre otros, cuya ecuación están fácil de resolver que basta con consultar los registros civiles.

Y de este modo, comienza el año, que yo y como de costumbre, en perjuicio de mi salud pero a la vuestra, seguiré pataleando dominicalmente en las teclas de mi teléfono, mientras saboreo el vespertino café y hago humear “EL PURO DE LOS DOMINGOS” con la única excusa de poder enviar un fuerte abrazo a amigos y familiares.

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Ramón Galindo.

RAMON GALINDO

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar