DestacadasFC CartagenaFútbolOpinion_Actualidad

Verano de pasión blanquinegra. Y el caso Elady por Pencho Angosto

VERANO DE PASIÓN BLANQUINEGRA. Y EL CASO ELADY.

A los que somos seguidores del FC Cartagena este verano nos está resultando especialmente entretenido, pero de una manera un poco diferente a lo habitual.

Estábamos acostumbrados a seguir atentamente las nuevas incorporaciones al club, de donde venían, de que jugaban… Estabamos acostumbrados a ver qué jugadores se iban, y ya, por curiosidad, a ver en qué equipos fichaban. Incluso hemos estado acostumbrados, desgraciadamente y durante muchos años, a tener problemas económicos y ver si pagábamos antes o no del último día. Algo que afortunadamente parece superado en nuestro club. O al menos asi está siendo bajo la gestión de Francisco Belmonte Y Manuel Sánchez Breis.

Tambien incluso hemos vivido algún pequeño culebrón como la salida de Chavero el verano pasado, pero este año se está llevando la palma, primero con el fallido fichaje de Toché y después con el caso Elady Zorrilla.

Este último, jugador querido por la afición del Cartagena después de ver como llegaba siendo repudiado en redes sociales por la afición del Murcia (por su pasado murcianista) y por la temporada que se acaba de marcar con 21 goles. Y seguramente también por lo que parecía de persona modesta en sus declaraciones en diferentes medios, donde destacaba que el seguía vareando sus propios olivos. Aunque no faltaba un sector (minoritario) de la afición que le criticaba por, según ellos, «su mala cabeza», especialmente cuando en el momento más importante de la temporada demostró que le sobran revoluciones, pues una absurda entrada por detrás en el partido de casa con la Ponferradina, le supuso una expulsión que dejó al equipo con un jugador menos el último cuarto de hora de partido (y que en ese momento el resultado era de empate a uno y se terminó perdiendo por un gol a dos) y además perderse el importantísimo partido de vuelta de play off de ascenso, así como tener que empezar esta temporada sin poder disputar los 2 primeros partidos. Genio y figura.

Primero fue el Tenerife el que estuvo sonando todo el mes de Julio que estaba interesado en Elady, pero la pretensión del FC Cartagena de cobrar su cláusula integra, finalmente (o al menos hasta el momento) hizo que el Tenerife desistiese de su fichaje.

El 31 de Julio el club anunciaba la renovación del jugador por una temporada más (hasta junio 2021), mejorando su contrato y manteniendo la cláusula  de 500.000€ por rescisión. Muchos aficionados se echaban la mano a la cabeza de porqué el club no le había aumentado dicha cláusula, pero esa fue una condición del jugador para renovar.

Cuando la salida del jugador del club parecía tema cerrado, apareció el Burgos con la intención de fichar a Elady, ofreciendo 350.000€ por el jugador, pagaderos en 7 plazos, el primero de ellos en septiembre, y el último en diciembre de 2.020.
Eso molesto en el club, ya que primero fue el supuesto interés del Cartagena por el jugador Donovan Wilson y que este fichase por el Burgos. Y  posteriormente, el intento frustrado del Cartagena en fichar a Toché y que este eligiese la mejor oferta económica del Burgos, pese a haber este hecho unas declaraciones donde decía que de jugar en segunda B lo haría en su casa, en el Cartagena, o el haberse dejado ver por Cabo de Palos comiendo con los dirigentes cartageneristas.

No solamente eso, sino que el actual Director Deportivo del Burgos es un viejo conocido de la afición del FC Cartagena, César Traversone, de infausto recuerdo en su pasado en el club y con el cual colaboran tanto Florentino Manzano como su hijo Antonio, no muy querido el primero por la afición del Cartagena por considerarlo responsable del fallido proyecto de Sporto Gol Man.
De hecho, precisamente por estar Traversone y Manzano en el Burgos, no son pocos los aficionados que piensan que el interés real del Burgos más que fichar al jugador era desestabilizar al Cartagena.

Tras comunicado oficial del club tratando de evitar especulaciones e incluso rueda de prensa del presidente Paco Belmonte (algo muy criticado por algunos aficionados y aplaudido por otros), las aguas todavía se enturbiaron aún más, pues muchos aficionados mostraron públicamente a través de redes sociales su enfado con el jugador y pedían su salida del club, o en línea de lo manifestado por el presidente del club, que pasase a jugar con el filial por su deslealtad con el club que le pagaba y el cual, solo unos días antes, le había mejorado las condiciones de su contrato.

Esto ha hecho que en manifestaciones del jugador realizadas en la noche de ayer a la emisora pública ORM, Elady manifestase su disgusto con que el presidente del club hiciese públicas en esa rueda de prensa partes de una conversación privada entre ambos, o que incluso hiciese público que incluso se le había adelantado un dinero al jugador.
Es indudable que el jugador está molesto con el club por lo que entiende que ha sido una deslealtad de su presidente, pero a su vez, es Belmonte el que se encuentra terriblemente dolido con el comportamiento del jugador. El mismo jugador reconoce que ha escuchado otras ofertas porque quiere lo mejor para su familia. Todos queremos lo mejor para nuestras familias y por ello es lícito aspirar a mejoras laborales, pero firmar un nuevo contrato, al cual, diga lo que diga, nadie le obligo a firmar, con una mejora sustancial de sus condiciones y a los pocos días escuchar cantos de sirena de otro club, es ser desleal con su club, el que le paga y el que valorando su trabajo, le ha mejorado las condiciones y que el jugador ha aceptado. Y si le molesta que un sector de la afición este molesta con él, lo mismo debería entender el porque esos aficionados están tan molestos. Y no seré yo quien defienda los insultos ni faltas de respeto hacia Elady que algunos aficionados están vertiendo por redes sociales, pero lo mismo hay que ser un poco más humilde y reconocer que se ha equivocado. Y si no que me expliquen el vídeo de la renovación. Y no pasa nada. Aquí era muy querido por la afición y merced precisamente a su comportamiento (alardea en esa entrevista de no haber dicho públicamente que se quería ir, pero es que tampoco fue capaz de salir a desmentirlo), hay un sector de la afición muy crítico con él ahora.
En esa entrevista Elady ha sido crítico, mucho, con su jefe, el presidente del club que le paga. Incluso dando por hecho que algunos de los dardos lanzados por Belmonte en la rueda de prensa iban contra él, cuando curiosamente, las críticas de Belmonte iban más bien dirigidas hacia ciertos personajes del entorno del fútbol que hacia el propio futbolista.

¿Y cuál puede ser la mejor solución ahora mismo? ¿La salida del jugador o que se sienten el y su representante (el cual parece que además se mantuvo al margen de la negociación con el Burgos) con el club para arreglar la muy deteriorada relación?
Eso sólo lo sabremos en los próximos días. Lo único de verdad, es que la liga empieza en 3 días y deberíamos estar hablando solo de fútbol y no de estas situaciones tan delicadas que al final enturbian el ambiente y seguro que crean malestar en el vestuario y desde luego, entre la afición.
Por eso, y por muchas cosas más, el escudo del FC Cartagena debe estar por encima de todo. Y de todos.

Pencho Angosto

Abonado n°27 FC Cartagena y presidente Peña Efesé

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar