Economia

405 agricultores y ganaderos de la Región percibirán más de 7 millones para acometer inversiones en explotaciones agrarias 

405 agricultores y ganaderos de la Región percibirán más de 7 millones para acometer inversiones en explotaciones agrarias

Las ayudas permitirán la instalación de placas fotovoltaicas, la compra de maquinaria, construcción de nuevas infraestructuras o la apuesta por variedades más resistentes a plagas

Antonio Luengo se reúne con representantes de COAG, UPA, ASAJA y FECOAM para acordar las alegaciones definitivas a los Reales Decretos que regularán la nueva Política Agraria Común

 

 

Un total de 405 agricultores y ganaderos de la Región de Murcia van a ser beneficiarios de ayudas por un importe total de 7.090.960 euros que les van a permitir acometer inversiones de modernización en sus explotaciones agrarias en el marco del programa de desarrollo rural de la Región de Murcia 2014-2020.

Así lo recoge hoy el Boletín Oficial de la Región de Murcia, que incluye el listado provisional de las personas solicitantes a quienes se aprueba la ayuda, así como las desestimadas con indicación de los motivos pertinentes.  

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias, Antonio Luengo, explicó, tras mantener un encuentro con representantes de las organizaciones COAG, UPA y ASAJA, así como de FECOAM, que los municipios con mayor número de beneficiarios son Mula, Lorca, Cehegín, Jumilla y Caravaca de la Cruz.  

Estos fondos van a permitir “acometer actuaciones como la instalación de placas fotovoltaicas, la sustitución de maquinaria más moderna y eficiente, la construcción de naves agrícolas y ganaderas, de depósitos para la captación de aguas pluviales o la apuesta por la plantación de variedades más resistentes al efecto de las plagas”, añadió el consejero. 

Alegaciones a los reglamentos del Plan Estratégico de la PAC

Por otro lado el Gobierno de la Región de Murcia acordó hoy las alegaciones definitivas a las principales normativas con las que el Gobierno de España va a regular las ayudas europeas para agricultores y ganaderos para el próximo periodo operativo 2023-2027, y que va a suponer la pérdida anual de 15 millones para el sector agrario de la Comunidad, “al no incluir las necesidades del campo entre las líneas que van a marcar su futuro”.  

 “Llevamos años avisando de que la hoja de ruta del Gobierno de España no atendía las peculiaridades de nuestro sector agrario, desoyendo las demandas y peticiones que de manera reiterada hemos realizado”, explicó, “y ahora tienen la última oportunidad de escucharnos y considerar su postura”.  

En cuanto al ‘Proyecto de Real Decreto sobre Derechos de Ayuda Básica a la Renta para la Sostenibilidad de la Política Agrícola Común’, se solicita priorizar dentro de la figura del agricultor en desventaja a los ganaderos sin base territorial y a los agricultores más desfavorecidos que más han visto perder sus derechos de pago básico en 2021 y 2022 para que en ambos casos, en el caso de disponer de superficie sin derechos, puedan acceder a nuevos derechos y mitigar en parte la caída de sus ayudas.

Por otro lado, y en relación al ‘Proyecto de Real Decreto sobre la aplicación a partir de 2023 de las intervenciones en forma de Pagos Directos y el establecimiento de requisitos comunes en el Marco del Plan Estratégico de la Política Agrícola Común y la regulación de la Solicitud Única del Sistema Integrado de Gestión y Control’, se ha solicitado al Gobierno de España que habilite un sistema que identifique, dentro de una explotación, la parte proporcional que pertenece a un joven agricultor para que tenga acceso a los derechos de ayuda e intervenciones correspondientes.

En cuanto a los frutos secos, se alega que además de tener en cuenta como criterio de elegibilidad la pendiente (>10 por ciento), se consideren elegibles las superficies que teniendo una pendiente inferior al 10 por ciento se encuentren situadas dentro de una comarca con una pluviometría anual media a 10 años inferior a 450 mm (y no 300 mm), así como aquellas contenidas dentro de la Red Natura 2000. Y junto a ello, “que se considere requisito la irregularidad del régimen de lluvias y la calidad de los suelos”, señaló Luengo.  

También se solicita flexibilizar los requisitos para obtener ayudas al olivar con dificultades específicas y alto valor ambiental, dado que las condiciones en las que se desarrolla dicho sector en la Región de Murcia conllevan mayores costes de producción y menor rentabilidad (cultivos en pendientes y de secano). En materia de ganadería se solicita que, en aquellos casos excepcionales donde la cabaña se haya reducido por cuestiones sanitarias o de fuerza mayor, se modifique el sistema de evaluación para impedir que el ganadero tenga que mantener animales improductivos. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba