Opinion_Actualidad

“A los faraones los abanicaban en previsión de la agenda 2030”, Ramón Galindo

Y con esto poco a poco volvieron a incendiarse los montes, quizá la ausencia de ganado pastando y liberando de hierba que luego se convierte en combustible fácil y una lucha preventiva de poda, recogida de ramajes y construcción de cortafuegos como los de antaño, hubieran evitado las referencias que hacia la madre del presidente Sánchez, dedicaron los habitantes de aquellos desolados lares, y cuya pobre señora (que seguramente será una santa) no tiene más culpa que la de haber parido lo que le llaman, “un hijo de…” (no seré yo el que aquí lo reproduzca) –en fin- de esas características que le llevan a pactar para gobernar con los representantes de los asesinos de sus compañeros de partido, de Policías, Guardias Civiles y Militares y por no olvidar tampoco a las mujeres y niños que también cayeron (inocentes todos ellos) y regar con dinero a quienes no hacen nada y podrían estar limpiando montes y cobrando un sueldo más digno que una limosna “compravotos”. Claro está que dadas las características de quienes se dejan comprar, eso de agachar el lomo tampoco va con ellos. Por eso a Sánchez le llaman eso.

A quienes tampoco se les ve mucho con la pala y la manguera es a los ecologistas, que son precisamente los destinatarios de las subvenciones para luchar contra la conservación del medio ambiente, y ya no hablemos de las Comunidades Autónomas, que a pesar de esas grandes inversiones en helicópteros y camiones motobombas, luego hacen unos precarios y temporales contratos de bomberos, sabedores de que en última instancia siempre estará el ejército para solucionar el tema. Y para ello Zapatero (otra lumbrera) desvió a una parte importante de las FAS de sus obligaciones principales –recogidas en la Constitución- y destinó gran parte de su presupuesto de Defensa en crear la UME. De esta manera y pagando más al soldado de la manguera que al del fusil, aquí no rechista nadie, con un teniente general al frente (mando de con más estrellas que los responsables de la Infantería de Marina o la Legión, y equiparable al Almirante de la Flota, al del Jefe de la Fuerza Terrestre o al del Mando Aéreo de Combate) se va donde haya que ir y sin retrasarse ni un segundo y de paso se le sacan las castañas del fuego a las Comunidades Autónomas, incluidas las catalana y la vasca que le hacen muchos asquitos a las FAS, y sus presidentes nunca van a los desfiles, pero cuando ven humo les gusta ver soldados con boinas color mostaza con las caras tiznadas y las mangueras.

Y como venía diciendo e insisto, que a la hora de recoger broza o apagar fuegos, los que ni están ni se les espera son a los ecologistas. Pese a que lo nieguen y excepto Greenpeace -que ellos sabrán de donde lo sacan-, solo hay que echar un vistazo al BOE y a las resoluciones de ayuntamientos y autonomías para ver el riego de subvenciones que reciben. Pero es más chuli colocarse en el Canal del Estacio, a la entrada del Mar Menor, en un magnífico yate que les pagamos entre todos, con una pancarta para protestar y de paso pasar el día tomando el sol en cubierta, a modo de futbolista de vacaciones en Ibiza. Por lo que, si al final y después de tantos años y pasta recibida el resultado es el que es, lo lógico sería cortar el grifo y por supuesto también el de la contaminación y las manos de quienes lo hacen y lo consienten.

Pero para más inri, esto de las limosnas que no se piense Sánchez ni ninguno de sus “ministres” que sale de sus bolsillos o esfuerzos, solo hay que echar un vistazo al nuevo recibo de la luz, cuyas empresas están haciendo grandes esfuerzos en eliminar el papel, pero no por un criterio ecológico, sino para hacerlo aún si cabe más inaccesible e indescifrable, y además del descuento provisional del IVA –tócate los cojones- nos recargan “el bono social” que no es ni más ni menos que los que “amoquinamos” somos los que le pagamos el recibo a los que los ayuntamientos deciden, y de paso a los que están enganchados “by de face” porque aunque Sánchez diga lo que diga, la banca y las eléctricas nunca pierden, pues lo que está claro es que los que pagamos somos los de siempre. Luego se quejan de las aportaciones voluntarias a la Iglesia (como así tenían que ser todas) que comedores sociales o bancos de alimentos ecologistas que yo sepa no existen.

¡Pero claro! Todos los pájaros comen trigo y las culpas al gorrión. Y en el cambio climático han encontrado la base perfecta para sacudirse los males. Será que los árabes durante su dominio de la península ibérica construyeron sus barrios de calles angostas y ventanas altas y estrechas, para que quinientos años más tarde y en previsión de la agenda 2030 corriera el fresquito por las morerías de Córdoba, Granada o Sevilla, o a lo mejor a Écija la apodaron la sartén de Andalucía por lo bien que se hacen allí las patatas fritas. ¡Que “caló” me da esta gente! Deberían preguntarse por qué el abanico es un complemento otrora femenino, -ahora Iceta y Marlaska, por ejemplo, también lo usan- o por qué los faraones egipcios o los romanos pudientes disponían de servicio de flabelo (soplo de viento) en ausencia de ventiladores.

Basta con echar un vistazo a las tablas de temperaturas registradas –y el mercurio no miente- y ver que, en Sevilla, entre los años 1.901 y 1.930 en los agostos se superaban los 45 grados (centígrados para mayor aclaración).

Pero entre que en el Congreso y en las casas de los que con sueldo de político lo puedan pagar, con el aire acondicionado, hace mucho fresquito, tanto que alguno se tiene que poner una chaquetita para presumir de “balas de fogueo” sin tener ni puta idea de lo que es una bala o un cartucho, ni siquiera de los de pescaito frito. Y los desayunos en la cafetería del Congreso a 1,15, el menú a 4,5 y las cañas a 1,05. Si a Zapatero, ya se lo dijo un señor en televisión “Vd. No tiene ni idea de lo que vale un café”. Estos de ahora, no tienen ni idea de nada y a Sánchez también otro señor se lo ha dicho de otra manera clara, breve y concisa “¿Tú vas a arreglar España? ¡Tú que vas a arreglar!” resumiendo en dos frases el pensamiento de la mayoría de los españoles, ya por fin incluidos los de Tezanos y los de la “espantá” encubierta de dimisiones que están pegando desde dentro del Comité Federal.

Porque en el asunto gubernamental de Podemos, la cosa también también está mas tiznada que la cara de un soldado de la UME, se cargan a hombre fuerte de la Yoli y la Belarra mete a la Vestringe, da la sensación de que el examen de ingreso ahí debe ser oral y está “chupao”.

En Resumidas cuentas, si los montones de millones que emplea la Montero para prevenir su machismo y el otro montón que emplean para evitar incendios no funcionan, porque no solo no se ataja el problema sino que aumenta, lo mejor es que se lo hagan mirar y le den una vueltecita al asunto.

Y así de esta manera, a vuestra salud y en perjuicio de la mía, enciendo el puro de los domingos y aprovecho para enviar un fuerte abrazo a amigos y familiares.

 

 

RAMON GALINDO

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba