Boinas verdes de Infantería de Marina españoles detienen a seis piratas que intentaron secuestrar un buque en el Golfo de Adén

IMG_3680
IMG_3680
Boinas verdes de Infantería de Marina españoles detienen a seis piratas que intentaron secuestrar un buque en el Golfo de Adén

Boinas verdes españoles detienen a seis piratas que intentaron secuestrar un buque en el Golfo de Adén

El equipo de la Fuerza de Guerra Naval Especial de la Armada embarcado en la fragata "Canarias" logró arrestarlos cuando huían del lugar.

▪ Disuasión: el 69% de los militares en el exterior está en fuerzas de la OTAN

▪  

El equipo de la Fuerza de Guerra Naval Especial de la "Canarias", durante la detención

El pasado viernes un mercante con bandera de las Islas Marshall, el "Chrystal Artic", sufrió un intento de ataque por parte de un grupo de piratas en el Golfo de Adén. La seguridad privada del barco logró repelerlo y los asaltantes emprendieron la huida a bordo de un esquife. Sin embargo, la fragata española "Canarias", desplegada en la operación "Atalanta",  a los cuales traslada a Seychelles para que las autoridades de dicho país se hagan cargo de ellos.

En concreto, tal y como han informado desde el cuartel general de la operación en Rota (Cádiz), el pasado día 10 el "Chrystal Artic" dio la voz de alerta tras la aproximación sospechosa de un esquife con varias personas a bordo cuando se encontraban navegando en el Golfo de Adén, a unas 100 millas náuticas al norte de Bosaso (Somalia). Tras un intercambio de disparos entre el equipo de seguridad privada del mercante y los ocupantes del esquife, estos últimos se dieron por vencidos y abandonaron el lugar.

La "Canarias" lleva desplegada desde finales de febrero en la operación "Atalanta", cuando relevó a la "Victoria". Desde entonces ha comprobado la realidad de una zona en la que la piratería ha vuelto a resurgir. De hecho, durante este tiempo monitorizó un barco con bandera de Bangladesh secuestrado a mediados de marzo, el "MV Abdullah", el cual fue liberado a mediados de abril. Durante varios días el buque español mantuvo monitorización constante de los movimientos de los piratas a bordo del buque y de su posterior desembarco en la costa somalí, gracias a los medios aéreos embarcados con los que cuenta, el dron "Scaneagle" y el helicóptero SH60-F.

Toda la información recabada permitió informar, casi en tiempo real, a las autoridades de Somalia para informar de los puntos de desembarco de los piratas una vez liberaron el buque, lo que permitió el arresto en tierra de 12 sospechosos. Y al mismo tiempo, los miembros de la Fuerza de Guerra Naval Especial subieron a bordo del barco secuestrado para comprobar que todos los piratas lo habían abandonado y que no existía ningún peligro para la dotación.

Esta misma semana, la ministra de Defensa, Margarita Robles, habló por videoconferencia con el comandante de la "Canarias", capitán de fragata Carlos Cordón, quien reconocía que habían aumentado los intentos de ataque en la zona, cifrándolos en más de una treintena desde noviembre. Eso sí, destacó que la gran mayoría no fructifican gracias a la labor de los equipos de seguridad a bordo de los buques que surcan el área del Cuerno de África.

Al mismo tiempo, confirmó que los datos que manejan, gracias al avión de vigilancia español del "Destacamento Orion", indican que hay al menos dos grupos de piratas activos. Y añadió que el hecho de que se paguen rescates, como ha ocurrido con el "Abdullah", hacen que los piratas sigan intentándolo.

El equipo de seguridad de la "Canarias" se acerca a rescatar a varios de los piratas

En la zona, muy cerca, se encontraba la fragata "Canarias", que inmediatamente puso rumbo al lugar del incidente para responder a la llamada de auxilio y fue la primera unidad de la operación de la UE en responder. Como consecuencia del enfrentamiento previo, la barcaza en la que huían los presuntos piratas se encontraba en malas condiciones, por lo que les alcanzaron con facilidad. Cuando se encontraban a su lado, el equipo de la Fuerza de Guerra Naval Especial del buque, las boinas verdes de la Armada, se acercaron con su lancha para apresarlos.

Una vez reducidos, comprobaron que algunos de ellos presentaban heridas de diversa gravedad, por lo que procedieron a atenderles a bordo de la "Canarias". Mientras, otros efectivos de la fragata comenzaron a investigar lo ocurrido y reunieron una serie de evidencias que les llevaron a concluir que lo que había ocurrido era un "ataque de piratería".

El helicóptero de la "Canarias" controló toda la operación desde el 

Confirmado este punto, el buque español, con los seis detenidos, puso rumbo a las Islas Seychelles para poner a los piratas, de origen somalí, a disposición de sus autoridades. Y es que este país es uno de los que cuentan con un acuerdo legal con "Atalanta" que le autoriza a juzgar a los presuntos piratas arrestados por los buques de guerra de la operación.