Cano: “El PSOE ha cometido un gran error al votar en contra del Trasvase Tajo-Segura y de los legítimos intereses de los agricultores de la Región de Murcia"

IMG_3547
IMG_3547
Cano: “El PSOE ha cometido un gran error al votar en contra del Trasvase Tajo-Segura y de los legítimos intereses de los agricultores de la Región de Murcia"

Cano: “El PSOE ha cometido un gran error al votar en contra del Trasvase Tajo-Segura y de los legítimos intereses de los agricultores de la Región de Murcia"

    

  1. En la revisión de las reglas de explotación “no caben los intereses partidistas, los criterios ideológicos, y tampoco los egoísmos territoriales de aquellos que tienen cubiertas sus necesidades hídricas”, ha afirmado

 

  1. “El Plan del Tajo del Gobierno sanchista atenta contra la Cuenca del Segura y su único objetivo es acabar con el Trasvase Tajo-Segura”, ha asegurado el diputado

 

8 de mayo de 2024. El diputado del Grupo Parlamentario Popular Jesús Cano ha denunciado, tras la defensa de la moción del PP sobre la modificación de las reglas de explotación del Trasvase Tajo-Segura, que “el PSOE ha cometido un gran error al votar en contra del Trasvase Tajo-Segura y de los legítimos intereses de los agricultores de la Región de Murcia”. 

Con esta moción, que ha salido adelante con los votos en contra del PSOE y Podemos, Cano ha incidido en la importancia de la “solidaridad” hacia la Región, donde “se aprovecha hasta la última gota de agua”.

El parlamentario ha recordado que el 24 de enero, el Consejo de Ministros de Pedro Sánchez “atentó” gravemente contra el Trasvase Tajo-Segura, “con el establecimiento ideológico y sectario de unos caudales ecológicos en el eje del Tajo, carentes de motivación técnica o científica”, que pueden suponer un recorte en las transferencias procedentes de los embalses de Entrepeñas y Buendía, de 100 hectómetros cúbicos cada año. 

El Trasvase Tajo-Segura se rige por unas reglas de explotación, elaboradas por el Ministerio de Medio Ambiente en 1997, consolidadas técnica y normativamente. Ahora se aborda la revisión de dichas reglas, pero“lejos del objetivo que en su concepción perseguían las reglas de explotación, los detractores del Trasvase Tajo-Segura quieren usar este proceso de revisión para darle la estocada de muerte al Acueducto”.

Por eso, el diputado ha incidido en que la revisión de las reglas de explotación debe tener un planteamiento territorial conjunto e integrador, en el que “no caben los intereses partidistas, los criterios ideológicos, y tampoco los egoísmos territoriales de aquellos que tienen cubiertas sus necesidades hídricas”. En definitiva, ha afirmado, “la regla de explotación debe ser un elemento de coordinación de las necesidades, dando satisfacción a las normas legales que rigen en el aprovechamiento conjunto del Tajo-Segura”.

Al hilo, ha señalado, “el Plan del Tajo ha ignorado a los usuarios de la Cuenca del Segura entre sus demandas, ha desarrollado sus documentos de planificación al margen de esta realidad”, lo que ha dado lugar a planes descoordinados, circunstancia sobre la que el propio Consejo de Estado ha llamado la atención al Ministerio para la Transición Ecológica. “El Plan del Tajo del Gobierno sanchista atenta contra la Cuenca del Segura, y su único objetivo es acabar con el Trasvase Tajo-Segura”, asegura de diputado.

Cano ha asegurado que es “la última oportunidad para defender el Trasvase Tajo-Segura”, que lleva 45 años demostrando que es una infraestructura “insustituible, vital y solidaria, que ha generado empleo y riqueza” y ha señalado al resto de los diputados que “todos tenemos la obligación de defenderlo, así como a los intereses de los ciudadanos de la Región”, así como que “no podemos permitir que la ideología política y el sectarismo se impongan a la solidaridad, la justicia, el sentido común y a la decisión de los técnicos”.

Asimismo, el parlamentario ha afirmado que los cultivos regados con agua del Trasvase Tajo-Segura tienen un marcado carácter medioambiental, ya que “son nuestra principal arma para luchar contra la desertificación, eliminando más de 1.200.000 toneladas de CO2 al año, para luchar contra la sequía y también contra el cambio climático”.