La Comunidad elevará a más de 2.900 las plazas en centros de día para personas con discapacidad

La Comunidad elevará a más de 2.900 las plazas en centros de día para personas con discapacidad

La Comunidad elevará a más de 2.900 las plazas en centros de día para personas con discapacidad

 

Destinará 1,3 millones a incrementar el número de plazas existentes para que los usuarios reciban atención especializada a sus necesidades terapéuticas y de autonomía

 

La Comunidad incrementará este año el número de plazas en centros de día para personas con discapacidad con el objetivo de continuar promoviendo la autonomía y permanencia de los usuarios en su entorno habitual a través de una atención especializada. En concreto, la ampliación se estima en 92 nuevas plazas y elevará la capacidad asistencial a un total de 2.905 personas beneficiarias.

La consejera de Política Social, Familias e Igualdad, Conchita Ruiz, detalló durante su visita al centro de día para personas con discapacidad física ‘Juan Cerezo’, que gestiona Famdif en la ciudad de Murcia, que la inversión regional destinada a este incremento de plazas públicas es de 1.348.000 euros y que incluye, no solo la prestación del servicio, sino también, los gastos derivados del comedor y transporte de los usuarios.

Ruiz destacó que “desde el Gobierno regional ponemos al alcance de las personas con discapacidad un amplio abanico de servicios de apoyo para mejorar sus necesidades básicas, terapéuticas y socioculturales y, al mismo tiempo, ofrecemos un importante soporte a las familias, ya que estos centros ofrecen un cuidado especializado que a veces resulta complicado de proporcionar diariamente y desde casa”.

La red pública de centros de día que actualmente existe en la Región está conformada por 56 recursos de estancias diurnas dirigidos a personas con discapacidad física, con daño cerebral adquirido, discapacidad intelectual, personas con trastornos del espectro autista y usuarios con trastorno mental crónico.

El servicio que proporcionan cada uno de ellos garantiza la atención integral 37 horas semanales, distribuidas a lo largo de cinco días, e incluye programas de intervención especializada adaptados a las necesidades y características de las personas usuarias en lo que se refiere a la mejora de la autonomía personal, al autocuidado de la salud y al fomento de las habilidades sociales. En este último caso, se desarrollan programas ocupacionales, formativos y laborales, así como, destinados a la práctica de actividades de ocio inclusivo.