El PP exige al Gobierno de España desarrollar medidas para frenar la resistencia a los antibióticos y preservar su eficacia en el tratamiento de las infecciones

Antonio Martiėnez Pastor
Antonio Martiėnez Pastor
El PP exige al Gobierno de España desarrollar medidas para frenar la resistencia a los antibióticos y preservar su eficacia en el tratamiento de las infecciones

El PP exige al Gobierno de España desarrollar medidas para frenar la resistencia a los antibióticos y preservar su eficacia en el tratamiento de las infecciones 

  • “Si el escenario no mejora, en el año 2050, la resistencia bacteriana a los antibióticos será una de las causas más frecuentes de mortalidad a nivel mundial, y las previsiones son de 10 millones de muertes cada año” 
     
  • “El uso persistente de los antibióticos y la automedicación han acelerado el desarrollo de bacterias multirresistentes”, ha manifestado Martínez Pastor 

 

07 de enero de 2024.- El Grupo Parlamentario Popular, a través de una moción en la Asamblea Regional, ha exigido al Gobierno de España desarrollar nuevas medidas legislativas que contribuyan a frenar la resistencia creciente a los antibióticos y preservar su eficacia en la prevención y tratamiento de las infecciones. 

El diputado, Antonio Martínez Pastor, ha asegurado que el desarrollo de bacterias resistentes a los antibióticos, “es una amenaza global de la salud pública”, ya que “es una causa de mortalidad creciente que pasa desapercibida a un amplio sector de la sociedad”.  

En esa línea, Martínez Pastor ha manifestado que en Europa “33.000 personas fallecen anualmente como consecuencia de infecciones hospitalarias causadas por bacterias resistentes a los antibióticos, 4.000 de estas muertes en España”. 

Como consecuencia del uso incorrecto, “los antibióticos están perdiendo eficacia a un ritmo que era impensable hace tan solo cinco años”, ha lamentado el diputado. Por ello, “si seguimos consumiendo antibióticos al ritmo actual, Europa podría sufrir un retroceso a la era anterior a los antibióticos, cuando una infección bacteriana corriente, como una neumonía, podía suponer una sentencia de muerte”.  

El diputado ha alertado que, si el escenario no mejora, en el año 2050, las infecciones bacterianas “serán una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial, llegando a alcanzar una cifra de muertes de 10 millones de personas cada año”, superando incluso en número a los accidentes de tráfico, el cáncer, o la diabetes. 

El uso persistente de los antibióticos, la automedicación y la exposición a infecciones en los hospitales “han acelerado el desarrollo de bacterias multirresistentes”, ha lamentado el diputado. Además, la Consejería de Salud ha puesto en marcha distintos programas de optimización del uso de antibióticos como el PROA o el PURAPI que, “en los últimos años, ha logrado reducir hasta en un 40% el uso de estos medicamentos en la Región”. 

“Es necesario avanzar en el desarrollo de nuevas medidas legislativas que contribuyan a frenar el problema creciente de la resistencia a los antibióticos”, regulando aspectos como su uso en la medicina, la vigilancia de su prescripción, el desarrollo de programas educativos sobre el uso responsable y la incentivación de la investigación en el desarrollo de nuevos antibióticos.