UGT Servicios Públicos denuncia el incremento exponencial de agresiones hacia el personal del Hospital Psiquiátrico Román Alberca

UGT Servicios Públicos denuncia el incremento exponencial de agresiones hacia el personal del Hospital Psiquiátrico Román Alberca

UGT Servicios Públicos denuncia el incremento exponencial de agresiones hacia el personal del Hospital Psiquiátrico Román Alberca   

UGT Servicios Públicos denuncia la lamentable situación que vive el personal del Hospital Psiquiátrico Román Alberca del Servicio Murciano de Salud (SMS), donde se está produciendo un incremento exponencial de las agresiones por parte de  varios pacientes, ubicados en las distintas unidades de este centro.

El secretario de Salud Laboral de UGT Servicios Públicos, Enrique Martínez,  lamenta “que sean otra vez los trabajadores y trabajadoras del centro, objeto de agresiones impunes” y que, a pesar de haber comunicado a la Administración, a través de sus representantes, la dramática situación, “aún no ha convocado, con carácter de urgencia, a la Comisión de Seguridad y Salud ni tampoco ha trasladado respuesta alguna, ante las condiciones de trabajo peligrosas que se están presentando en el Hospital, siendo un riesgo grave e inminente para los trabajadores y los propios usuarios”.

Hay que recordar que UGT viene denunciando desde 2017 la sucesión de agresiones, las deficientes medidas de prevención y la inseguridad instaurada en el ámbito laboral, que sufre  el personal de este centro hospitalario.

Para Martínez, el crecimiento de las agresiones hacia el personal y la no convocatoria con carácter urgente de la Comisión de Seguridad y Salud por parte de la Gerencia de Salud Mental, para tratar estas situaciones, ponen de manifiesto  que las medidas de seguridad y salud laboral aplicadas por la Gerencia son claramente deficiente, además del posible incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, al no garantizar la seguridad y salud de sus empleados y empleadas.

UGT Servicios Públicos Región de Murcia insta al Consejo de Sanidad, Gobierno Regional y Administración competente a intervenir, con carácter urgente, para establecer las medidas necesarias ante el posible riesgo grave inminente que supone para trabajadores y usuarios la situación descrita.