La Zona de la Guardia Civil de Murcia y el Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia colaboran para la mejora de la seguridad alimentaria, ambiental y salud pública

IMG_5554
IMG_5554
La Zona de la Guardia Civil de Murcia y el Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia colaboran para la mejora de la seguridad alimentaria, ambiental y salud pública

La Zona de la Guardia Civil deMurcia y el Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia colaboran para la mejora de la seguridad alimentaria, ambiental y salud pública

▪ Ambas instituciones acuerdan participar en un procedimiento operativo de colaboración mutua 

Murcia, 27 de junio de 2024. La Zona de la Guardia Civil de la Región de Murcia y el Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia han suscrito un procedimiento operativo para la mejora de la seguridad alimentaria, ambiental y salud pública.

En este ámbito, el procedimiento de colaboración, rubricado por ambas partes,establece el marco legal para una mejor y efectiva participación en la ejecución de las políticas de seguridad alimentaria, sanidad ambiental, bienestar animal y de salud pública en el ámbito de la veterinaria, estableciendo los mecanismos adecuados para asegurar la participación y coordinación operativa entre ambas instituciones.

En el mismo se recogen medidas de comunicación efectiva entre la Guardia Civil de Murcia y el Colegio Oficial de Veterinarios para facilitar un canal eficaz de atención prioritaria.

De esta forma quedan habilitadas fórmulas que faciliten el apoyo del Colegio de Veterinarios de Murcia al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil en materia, en otras, de realización de informes periciales, en tanto que la Guardia Civil velará por la correcta ejecución del ejercicio de la profesión.

A este fin, y de forma recíproca, el Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia colaborará en la formación de agentes de la Guardia Civil y la Zona de la Guardia Civil de Murcia proporcionará formación al Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia en las materias de su competencia que sean de interés para el desarrollo de los cometidos encomendados a cada uno, en sus respectivos ámbitos profesionales.

El protocolo, con vigencia de cuatro años, podrá ser prorrogado por espacio de otros años cuatro años adicionales.