Especialistas de Ribera recomiendan planificación, control del estrés y hábitos saludables para afrontar los exámenes

María Elena Ballester - Especialista Salud Mental Ribera Los Alcázares
María Elena Ballester - Especialista Salud Mental Ribera Los Alcázares
Especialistas de Ribera recomiendan planificación, control del estrés y hábitos saludables para afrontar los exámenes

Especialistas de Ribera recomiendan planificación, control del estrés y hábitos saludables para afrontar los exámenes

·        A menos de una semana para la Selectividad, psicólogos y psiquiatras del grupo sanitario Ribera aconsejan evitar elementos “distractores”, como las redes sociales, porque “luego cuesta fijar la atención en una actividad más pasiva, como el estudio”

·        Un ambiente de estudio tranquilo y “bajar la intensidad de una mente más emocional para entrar en un pensamiento más racional, que permita el aprendizaje” es importante para lograr un buen objetivo académico

 

Cartagena, 31 de mayo de 2024 – Queda menos de una semana para las pruebas de acceso a la Universidad (EBAU) en la mayoría de las comunidades autónomas y, un año más, alrededor de 250.000 estudiantes se enfrentan estos días a las últimas jornadas de repaso y a los nervios y el estrés que este tipo de exámenes suelen generar. Para superar estos días de estudio y concentración de la mejor manera posible, especialistas en Salud Mental del grupo sanitario Ribera recomiendan organización y planificación del estudio, una alimentación saludable, entre 7 y 9 horas de sueño diarias, ejercicio físico y técnicas para el control del estrés, como el Mindfulness.

María Elena Ballester, psicóloga del hospital Ribera Virgen de la Caridad en la clínica de Los Alcázares (Murcia), advierte sobre la falta de concentración en los jóvenes debido al uso excesivo de la tecnología. “En la actualidad viven un entorno en el que todo es inmediato, su conducta recibe una respuesta a base de un clic de ordenador o móvil, dejando de trabajar el tiempo de espera y la paciencia, apareciendo altos niveles de frustración y bajos niveles de esfuerzo y sacrificio”.

En época de exámenes, la falta de concentración puede verse agravada en base a la dependencia de los jóvenes de las redes sociales, en su continua búsqueda de la aprobación social, donde se autoestima dependa de una opinión externa.  “La necesidad de aceptación y la comparación social son factores significativos que contribuyen a la ansiedad y por tanto afectar a la concentración y la memorización”, añade María Elena. Para Jorge Pernía, psicólogo clínico infantojuvenil en el Hospital Universitario de Torrejón, “la cultura digital, representada por móviles y dispositivos de entretenimiento y comunicación, proporciona una sobreabundancia de información e imágenes que nos hacen propensos a adoptar consignas fáciles y merman la capacidad crítica y reflexiva”. “Esto contribuye a disminuir el placer por pensar, atrofiando la capacidad de concentración que es precisa para focalizar la atención y el interés en algo complejo”, añade. En su opinión, “para concentrarse y estudiar son necesarias la soledad y el silencio”.

Marisa Escribano, psicóloga de la Unidad de Salud Mental del Departamento de Vinalopó, añade como factores que afectan a la concentración de los jóvenes, la competencia de tareas (intentar hacer varias cosas al mismo tiempo), preocupaciones y gestión del estrés, el cansancio, la desmotivación y un exceso de autoexigencia. “Está bien ser responsable, pero si nos pasamos puede llevarnos al bloqueo”.

Beneficios de la conciencia plena o Mindfluness

La atención plena o Mindfulness es una técnica basada en la respiración y concentración, en un estado de atención activa y presente, en el que se observan los pensamientos y sentimientos sin ser juzgados, aceptando lo que surge en nuestra mente y cuerpo sin tratar de cambiarlo.

María Elena Ballester, explica que la práctica habitual de la atención plena “ayuda a reducir niveles de estrés y ansiedad, aumenta la productividad y el rendimiento, permite concentrarnos mejor y evitar distracciones, mejora la toma de decisiones y la precisión en tareas y ayuda a tomar decisiones informadas”.

Para Mónica Villar, psicóloga infantil y neuropsicóloga clínica del hospital Ribera Povisa (Vigo), los dispositivos electrónicos “predisponen a los jóvenes a un estado de hiperalerta y expectativa, que les dificulta concentrarse en una tarea”, y por esta razón es necesario practicar ejercicios que fomenten la atención plena ya que “nos ayudan a entrenar nuestra mente para la calma y nos predisponen para optimizar la capacidad de concentración y aprendizaje”.

10 consejos prácticos para la época de exámenes

Especialistas en Salud Mental de los hospitales del grupo sanitario Ribera en la Comunidad valenciana, Murcia, Madrid y Galicia facilitan algunos consejos prácticos para ayudar a los estudiantes a mejorar estas jornadas de concentración y repaso y alcanzar así los objetivos académicos programados. Estos son sus principales consejos:

  1. Organiza el temario y planifica horas y temas para estudiar en cada momento.
  2. Recurre a las técnicas de estudio que más te ayuden:
    • Hacer esquemas sobre la materia, de forma que se favorezca la atención sostenida y haya menos posibilidad de distracción.
    • Utilizar el repaso acumulativo para favorecer el aprendizaje.
    • Empezar siempre desde el contenido más difícil al más fácil.
    • Periodos de concentración plena y descanso (50 minutos y 5 minutos).
    • El día antes del examen, hacer un pequeño repaso de la materia, sin estudiar contenido nuevo.
    • El día del examen evitar el repaso previo y los comentarios con otros compañeros a la entrada al examen.

 

  1. Controla los pensamientos negativos y no comentes los resultados con otros compañeros después del examen. Genera un alto nivel de ansiedad.
  2. Dormir entre 7 y 9 horas diarias.
  3. Mantener una alimentación saludable, equilibrada y rica en nutrientes, como fruta, frutos secos y chocolate negro, así como una hidratación adecuada.
  4. Practicar ejercicio, porque estimula la actividad neuronal y mejora la conectividad cerebral.
  5. Ambiente de estudio tranquilo. Intentar estudiar siempre en el mismo lugar y a la misma hora.
  6. Cuidar la higiene: una buena ducha y seguir tus rutinas de autocuidado te ayudarán a sentirte mejor.
  7. Elimina distracciones y dispositivos electrónicos de tu zona de estudio.
  8. Evita conversaciones complejas o tensas con amigos o parejas para no distraer nuestra atención ni desviar nuestro pensamiento del objetivo de estudio y concentración.

 

Por último, y ya fuera de la lista de consejos, la psicóloga de la Unidad de Salud Mental Infantil y de Adolescentes de Vinalopó, Marta Marcos, anima a los estudiantes a “confiar en sí mismos y en el esfuerzo realizado. ¡Seguro que consiguen sus objetivos”. Recuerda la importancia del apoyo familiar y valorar alternativas, haciendo hincapié en el esfuerzo realizado más que en el resultado obtenido.