Sucesos

Desarticulada una organización criminal dedicada a explotar a ciudadanos pakistaníes en varios Kebabs de Murcia

Desarticulada una organización criminal dedicada a explotar a ciudadanos pakistaníes en varios Kebabs de Murcia

La Policía Nacional ha detenido a nueve varones que se dedicaban a captar a ciudadanos de origen pakistaní con la promesa de regularizar su situación en el país

Las victimas trabajaban en locales de kebabs en diferentes pedanías de la ciudad de Murcia bajo unas condiciones abusivas con jornadas de más de 12 horas, los siete días de la semana y cobrando 500 euros al mes

Previo pago de 8500 euros, los detenidos facilitaban a las víctimas la documentación necesaria para poder residir en España

Murcia, a 7 de Diciembre de 2022. Agentes de la Policía Nacionalhan procedido a la detención de nueve personas de diferentes nacionalidades, por la supuesta comisión de los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación laboral, contra los derechos de los trabajadores, favorecimiento de la inmigración ilegal, falsedad documental y pertenencia a organización criminal.

Una denuncia ante la Policía Nacional de una mujer poniendo en conocimiento las condiciones abusivas a las que supuestamente había sido sometida por los responsables de un kebab, propició la apertura de una investigación por parte los agentes especializados de la Policía Nacional en este tipo de hechos delictivos.

Todo hace indicar que captaban a personas de origen pakistaní fuera de la región ofreciéndoles unas condiciones de trabajo que posteriormente resultaban ser más abusivas y que terminaban aceptando al encontrarse en situación irregular y con escasos o nulos recursos económicos.

Las jornadas laborales se prolongaban durante más de 12 horas ininterrumpidas, los siete días de la semana, sin contrato laboral y sin derecho a tomarse días libres bajo ninguna circunstancia. Todo ello por 500 euros mensuales, cantidad que podía verse deducida por gastos de alojamiento o manutención, ya que les permitían alimentarse de los kebabs sobrantes y proporcionarles una habitación para dormir que solía ser compartida por varios individuos.

Además tras permanecer tres años trabajando en esas condiciones en los locales, y previó pago de 8500 euros podrían regularizar su situación en España, todo a través de una empresa de construcción quefalsificaba la documentación del lugar donde habían desarrollado su actividad laboral.

Una vez más, la colaboración entre la Policía Nacional y laInspección de Trabajo y Seguridad Social de Murcia, propició la inspección de ocho locales donde se localizaron a once personas de origen pakistaní en situación irregular, dando como resultado la detención de nueve personas integrantes de esta organización criminal y su puesta a disposición judicial.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba